Paco Torreblanca es sin duda uno de los grandes pasteleros de España, reconocido dentro y fuera de nuestras fronteras, tanto por la gran calidad de sus creaciones como por su popularidad ganada en los medios de comunicación.

Foto: Facebook International School of Pastry Arts

Por Fco. Javier Antoja. Nacido en Villena, Alicante, en 1951, Paco Torreblanca entró de lleno en el mundo dulce cuando su padre, panadero, le envió con tan solo 12 años a Francia a trabajar al obrador de Jean Millet, renombrado pastelero francés. Esta primera experiencia, que duraría hasta sus 24 años, le permitió conocer a fondo la alta calidad de la pastelería francesa del momento que, posteriormente, trasladó a su propia pastelería “Totel” (nombre de raíz japonesa, de cuya pastelería es un enamorado) que inauguró en la población alicantina de Elda, ubicación elegida expresamente por motivos de marketing comercial. Posteriormente, cuando ya era un maestro reconocido, abrió nuevas tiendas en Valencia y Alicante, ampliando su negocio también a franquicias. En el 2015 cerró la tienda de Elda para trasladarse a Petrer, en el centro de la provincia.

El gran impulso que Paco Torreblanca le dio a la pastelería española, le fue reconocido con el MMAPE (Mejor Maestro Artesano Pastelero de España) en 1988 y dos años más tarde fue elegido Mejor Pastelero de Europa.); sin embargo, fama le llegó en 2004, cuando recibió el encargo de hacer la tarta que pondría la guinda al enlace del posteriormente Rey de España Felipe VI con la Reina Letizia Ortiz. Años más tarde, en 2006, recibiría el Gran Premio de la Academia de la Gastronomía.  Obtuvo gran fama televisiva gracias a protagonizar el concurso ‘Deja sitio para el postre’ (2014). Hoy es también, Doctor Honoris Causa por la Universidad Politécnica de Valencia en Tecnología de Alimentos (2013) y en Bellas Artes de la Universidad Miguel Hernández de Elche. Actualmente cuenta con decenas de galardones y premios nacionales e internacionales que no hacen más que acreditarle como gran profesional y persona. En 2013 decidió iniciar una nueva aventura y abrió la International School of Pastry Arts, en Alicante, donde imparte cursos de pastelería en varios formatos. Su familia, implicada en el negocio, ha visto como -además de la ayuda de su esposa Consuelo Coloma- sus hijos, Jacob (MMAPE) y David, están siguiendo los pasos de su padre.

Paco Torreblanca ha sido también uno de los protagonistas del número 12 de PãstryRevolution y habitual colaborador en las publicaciones profesionales, libros y revistas, de Montagud Editores. Paco Torreblanca considera que la pastelería es un arte efímero, amante del buen chocolate, pero que aún recuerda las magdalenas que de pequeño le hacía su madre.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies