Rosa, fresa y lichi. Una de las combinaciones más representativas de Pierre Hermé, que tiene su pieza original en una tarta con forma de macaron gigante relleno de crema de rosa y lichi, es ahora toda una colección.

Pierre Hermé y su amor por esta dulce y perfumada combinación le ha llevado a crear casi todas las versiones posibles.

Foto: Web Pierre Hermé

Los amantes de este sabor pueden encontrar casi cualquier producto de los que se encuentran en las pastelerías en versión Ispahan. En las vitrinas del pastelero se pueden encontrar vasitos, bombones, choux, tartaletas, tartas de queso, cakes glaseados, babás (clásico bizcocho borracho con ron), gofres, galletas y pastas, sorbetes, sandwiches de helado, cruasanes, mix de cereales para el desayuno granola, caramelos, nougat, gominolas naturales, té y confitura.

Foto: Web Pierre Hermé

Este macaron, que él mismo define como su ‘traje de Chanel’, por ser el que más vende, toma su nombre de la ciudad iraní homónima. A unos 340 km al sur de Teherán, es la tercera ciudad más grande de irán. La gastronomía y la cultura oriental quizá fueron la fuente de inspiración para este singular dulce, repetido y transformado en más de 40 versiones por él mismo a lo largo de los años.

Foto: Web Pierre Hermé

Foto: Web Pierre Hermé

Fuente de las imágenes: Pierre Hermé.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies