PE13_MAC_VELOUTE_AMBIANCE_1_HD

 

Historia del Macaron

Catalina-de-Medicis-626x210

La primera noticia que nos llega sobre macarons es de 1552, cuando el escritor gastronómico François Rabelais, menciona por primera vez unos “pequeños pasteles redondos de almendra”.

Los dulces pasteles llegan a Francia en el equipaje de los cocineros de Catalina de Medici, hasta ellos llegan por medio del Mediterráneo, desde Andalucía, antes de la expulsión de los judíos, quienes idearon este dulce como respuesta a la norma de no consumir ni harina ni levadura durante los ocho días de la Pascua Judía. Muy parecidos a los amaretti italianos, esta primera versión está hecha con los ingredientes base que se siguen usando hoy en día: azúcar, almendra en polvo y clara de huevo.

Sin embargo, estos primeros macarons son secos, de una sola pieza y sin relleno alguno. Hará falta esperar hasta finales del siglo XIX para encontrar los primeros macarons dobles y con un interior cremoso. Es en 18625 cuando Louis Ernest Ladurée perfecciona el macaron y lo reinventa tal y como lo conocemos hoy en día.

 

Macaron Solidario Pierre Hermé

Por décimo año consecutivo, este viernes 20 de marzo, la Maison Pierre Hermé París celebra el día del Macaron. Para ello, junto con los miembros de los 165 establecimientnos de la Asociación Relais Desserts, el equipo de Hermé se ha movilizado para recaudar fondos para la investigación de la fibrosis quística. Así, la firma ofrecerá un macaron gratis a cambio de un donativo en beneficio de la asociación contra esta enfermedad.
Además, para conmemorar este día, Pierre Hermé ha sacado una exclusiva caja que se compone de 24 macarons de cuyas ventas se destinará un porcentaje a la causa. La caja, que sólo se podrá comprar online, tendrá una pieza de cada uno de los siguientes sabores: Infiniment Rose, Infiniment Caramel, Infiniment Chocolat Païneras, Crème Brûlée, Infiniment Praliné Noisette, Aceite de oliva y mandarina, Mogador, Infiniment Jazmín, Infiniment Vainilla, Café, flor de azahar y naranja confitada, Jardin du Nordest, Jardin en Sicile, Infiniment Pistacho, Mosaïc, Rosa & Coing, Plaisir Sucré, Arabesque, Rosa, Flor de azahar y jengibre e Infiniment Chocolat Chuao.

caja especial de macarons

 

Macaron de durazno y bayas rojas by Alejandra Hurtado

Captura de pantalla 2015-03-19 a la(s) 16.57.29

Macaron
Ingredientes: 200 g de harina de almendra, 200 g de azúcar pulverizado, 90 g de claras, 90 g de claras, 200 g de azúcar, 70 g de agua.
Proceso: procesar la harina con el azúcar pulverizado y pasar por un colador. Dejar una parte de claras en el recipiente de la batidora y la otra apartada. Realizar con el azúcar en grano y el agua un almíbar; cuando éste alcance los 112° C comenzar a montar las claras en la batidora; al llegar a 118° C, verter sobre ellas, como realizando merengue italiano. Batir a máxima velocidad por 2 minutos, retirar de la batidora y agregar las claras apartadas y la mezcla de harina y azúcar con movimientos envolventes; debemos conseguir una mezcla lisa y brillante, pero no excesivamente líquida.
En este punto, separar en dos y pintar una mezcla de color rojo y la otra, de color durazno blanco. Poner en mangas separadas con una boquilla lisa mediana. Sobre latas de horno y con el tapete de silicona, escudillar la pasta de macaron y dejar formar su superficie. Esta operación puede llevar unas 4 horas. Acto seguido, hornear a 145° C durante 10 minutos, dejar enfriar y, luego, despegar los macaron.

Relleno de bayas rojas
Ingredientes: 250 g puré de bayas rojas, 7 g de pectina, 120 g de azúcar en grano, 1 g de ácido cítrico.
Proceso: calentar el puré de bayas rojas hasta el hervor; agregar el azúcar previamente mezclado con la pectina y volver a dar hervor mezclando enérgicamente. Retirar del fuego y agregar el acido cítrico. Reservar en frío.

Relleno de durazno blanco
Ingredientes: 250 g de azúcar en grano, 80 g de agua, 45 g de puré de durazno blanco, 1 clara de huevo, 8 hojas de gelatina.
Proceso: hidratar las hojas de gelatina en agua abundante y fría. Escurrir y disolver. Paralelamente, calentar el puré de durazno (similar al melocotón), el agua y el azúcar. Llevar a 114° C. Verter sobre la clara semimontada en la batidora. Agregar también la gelatina y seguir montando, como si se tratara de una nube. No dejar enfriar completamente y llevar a una manga para escudillar inmediatamente.

Acabado
Sobre el macaron de color durazno, realizar un aro con ayuda de una manga por el borde con el relleno de durazno. Luego, con el relleno de bayas rojas dentro de una manga, completar el centro del aro realizado. Tapar con el macaron en rojo y reservar en frío.

 

Macaron Made in Italy de Pierre Hermé

macaron herme

El maestro pastelero Pierre Hermé ha relanzado uno de sus macarons más especiales,  que representa de manera elegante y sutil una tradición italiana y que se podrá comprar sólo en las pastelerías que la firma tiene en Londres y en toda Francia durante un tiempo limitado.

Se trata de una creación a base de aceite de oliva y mandarina que homenajea a una mezcla tradicional de Italia de la que se obtiene el tradicional oro líquido con matices cítricos. En concreto, surge del prensado en frío de las mandarinas junto con las olivas mediante un método centenario en el país de los apeninos. Pierre Hermé ha creado así una crema de compota de mandarina que acentúa el aroma cítrico junto a la untuosidad del aceite de oliva. Consigue así una textura crujiente con la galleta y un cremoso relleno para un macaron exclusivo.

 

Macarons de limón y rosa de Emilio Pucci

Macaron_Ladurée[1]

Limón y rosa. Ésos son los sabores de los macarons para Ladurée con los que el veterano diseñador italiano Emilio Pucci recrea en dos piezas que conforman un solo bocado el espítiru de los 70 y el hedonismo que representa su venerada isla de Capri. El look setentero tan identificativo de la marca viste incluso la caja de ocho unidades en la que vienen presentados los macarons firmados por Pucci que desde esta semana se pueden adquirir en las pastelerías Ladurée de París. Atrevidos tonos en amarillo, blanco y rosa para el macaron y en turquesa y coral junto con estampados geométricos para el packaging distinguen la coqueta presentación de esta colección limitada inspirada en los veranos en el Mediterráneo.

Un pequeño anticipo por la vía dulce de las bondades y la explosión de color que para Pucci significa el buen tiempo, que en ningún caso está reñido con el disfrute de la mejor Pastelería.

 

El color en los macarons

16333338935_bc6efa1ae3_o-768x512

El grupo Barry Callebaut tiene previsto lanzar un nuevo colorante para macarons bajo el nombre de Power Flowers que permitirá a los reposteros obtener una atractiva gama de colores en sus creaciones de una manera, además, sencilla y con alta calidad. El lanzamiento se producirá en la Feria Sirha que se celebrará en Lyon del 24 al 28 de enero. La nueva paleta de colores garantiza bonitos tonos con la máxima calidad para los productores. Los nuevos productos, en forma de flor, se componen de manteca de cacao y colorantes y estarán disponibles en los tres colores primarias, además de blanco.Así, con la mezcla de los pigmentos disponibles, los pasteleros podrán crear colores personalizados con exactitud para sus macarons. El revolucionario producto de la firma líder en aditivos alimentarios, permitirá a los maestros reposteros dar rienda suelta a su creatividad y formar una atractiva gama cromática con la que disponer de creaciones más visuales. El nuevo formato permite medir con mayor precisión los tonos por encima de los resultados que se consiguen con los colorantes líquidos o en polvo. Con las nuevas pastas de Power Flowers se puede obtener el color deseado en apenas segundos y de manera más limpia que los anteriores aditivos, ya que se reducen las partículas de polvo en el ambiente de trabajo, lo que genera menos residuos. “Estamos constantemente buscando maneras de crear productos que activen la imaginación de nuestros clientes”, dice Romaric Boilley, Chef Pastelero – Chocolatier en Délices des Sens en Lyon, Francia. “Con Power Flowers obtenemos una comodidad sin igual. Hemos esperando esta revolución durante mucho tiempo”.

 

Enric Rosich, el pastelero de los macarons

Aunque al principio no se identificara con la profesión, la pastelería ha calado hondo en Enric Rosich. En una primera etapa, conoció y aprendió de lo que hoy en día son sus referentes y descubrió que su vida estaría rodeada de dulces y pasteles. Se formó principalmente en París y, después, trabajó para casi una decena de pastelerías de Barcelona.

Tras este aprendizaje, decidió darse un tiempo. Se mantuvo lejos de los obradores para emprender un negocio de moldes para dulces. Pero al tiempo volvió. Y lo hizo por y para los macarons, una devoción personal que actualmente se ha convertido en su nueva labor. Paso a paso, ha ido abriéndose un camino que, entre otras metas, le ha llevado a esta especialización.

El colaborador de PãstryRevolution asegura en su libro ‘Renovación’ (Montagud Editores) que los buenos resultados vienen dados por la metodología de los procesos y no sólo por la calidad de las materias primas. Así que, atendiendo a su estilo impecable y a su laborioso trabajo, Rosich apuesta por una “pastelería gastronómica” auténtica y sencilla, sin demasiados ingredientes.

Trabaja con el producto perfecto para cumplir dichas premisas. Lo hace con pasión, con dulzura y con técnica. De ella nos hablará en el Fórum Dulce PãstryRevolution y también de los procesos que sigue para elaborar sus macarons.

 

Calabaza y maíz de Pierre Hermé

macaronherme-240x240

El maestro pastelero Pierre Hermé presenta una nueva pieza de su colección de macarons. Un bocado otoñal, pensado para la celebración anglosajona de Halloween, en el que Hermé concentra ingredientes tan representativos de estas fechas a su pastelería, como lo es la calabaza. El componente principal de la elaboración es el preparado de crema de calabaza, que se complementa con el contraste entre pimienta de Jamaica y canela. Estos macarons se convierten en mordiscos de notas secas con las que Hermé representa este entretiempo, la estación del año en que todo lo cálido se marchita para ir abriendo paso al frío.

 

Cilantro, coco, jengibre y lima de Pierre Hermé

macaron_PH_vietnam

El macaron de PH se traslada a las orillas de los mares, o sobre los nenúfares de ríos selváticos. El maestro pastelero ha optado por una combinación de sabores frescos para el Jardin Sur la Baie d’Ha Long: cilantro, coco, jengibre y lima.

Estos macarons inspiran un recorrido por las costas del noreste del Vietnam. En la bahía que da nombre al macaron destaca la producción de cocos. Es por ello que éste se convierte en el ingrediente principal. La crema del coco junto a la ralladura de limón forman la pasta del macaron.

Para el relleno, Hermé ha elaborado un corazón de jengibre con un toque de cilantro fresco que ofrece una sensación refrescante más potente que el mentol. El objetivo es trasladar al comensal el gusto de un buen baño en las costas cristalinamente vírgenes.

 

Café y naranja de Pierre Hermé

9-Jardin-du-Sultan_new_img_665_443_nobg-504x512

El Jardin Du Sultan, sabroso y cálido, se compone de café, flor de naranja y naranja confitada. Todo combinado con un ligero toque de azahar. Un sabor entre el intenso café y la acidez de las primeras naranjas rompe con la persistencia del azahar en boca.

Una mezcla a caballo entre el mediterráneo y el exotismo, junto con suaves notas orientales, convierten el nuevo macaron de Pierre Hermé en un bocado excepcional.

 

Los macarons by Carito Lourenço

macarons

MACARONS DE PISTACHO

Para la masa:
Ingredientes: 250 g de azúcar glas, 135 g de polvo de almendras, 65 g de pistachos verdes pelados sin sal, 90 g de clara fresca, 100 g de agua, 250 g de azúcar blanca, 90 g de clara pasteurizada, 20 g de aroma de sidra
Degré 35% vol. y 6 g de colorante verde en gel.
Proceso: Mezclar el azúcar glas con el polvo de almendras y los pistachos, triturar hasta obtener un polvo muy fino. Dejar secar en un sitio libre de humedad durante 12 horas y pasar por un tamiz.
Colocar las claras frescas en la montadora y batir a velocidad mínima.
Mientras, elaborar el almíbar para el merengue: mezclar el agua con el azúcar en un cazo y hacer hervir hasta alcanzar los 113° C. Retirar el almíbar del fuego, subir la velocidad de la montadora a velocidad media e incorporarlo en forma de hilo sobre las claras sin dejar de batir.
Por otro lado, en un bol, elaborar el mazapán: mezclar en forma envolvente el azúcar glas con las almendras y los
pistachos previamente tamizados, las claras pasteurizadas, el aroma de sidra Degré y el colorante.
Cuando el merengue haya enfriado, mezclar suavemente con el mazapán hasta lograr incorporar todo y obtener
una preparación homogénea.
Colocar la mezcla en una manga pastelera con una boquilla lisa de 8 mm de diámetro y extender los macarons sobre un tapete de silicona formando círculos de aproximadamente 6 cm de diámetro. Dejar reposar en nevera durante 5 horas y luego hornear a 160° C durante 8 minutos.
Retirar del horno y dejar enfriar sobre una superficie humedecida con unas gotas de agua.

Para el relleno:
Ingredientes: 200 g de mantequilla atemperada, 130 g de azúcar glas, 80 g de almendras molidas, 50 g de pistachos verdes pelados y picados, 40 g de pulpa de manzana verde y 50 g de aroma de sidra Degré 35% vol.
Proceso: Colocar la mantequilla en el bol de la montadora y batir a velocidad mínima. Mientras, agregar el azúcar
glas y luego las almendras molidas. Continuar batiendo y agregar los pistachos, la pulpa de manzana verde y el
aroma de sidra Degré.
Colocar la crema en una manga pastelera y rellenar los macarons.

MACARONS DE FRAMBUESA Y KIRSCH

Para la masa:
Ingredientes: 90 g de claras pasteurizadas, 250 g de polvo de almendras marconas, 250 g de azúcar glas, 20 g de aroma de kirsch Degré 35% vol, 90 g de claras frescas, 250 g de azúcar blanca, 100 g de agua y 4 g de colorante alimenticio amarillo.
Proceso: Mezclar el azúcar glas con el polvo de almendras, dejar secar en un sitio libre de humedad durante 12 horas y pasar por un tamiz.
Colocar las claras frescas en la montadora y batir a velocidad mínima. Mientras, elaborar el almíbar para el merengue: mezclar el agua con el azúcar en un cazo y hacer hervir hasta alcanzar los 113° C. Retirar el almíbar del fuego, subir la velocidad de la montadora a velocidad media e incorporarlo en forma de hilo sobre las claras sin dejar de batir.
Por otro lado en un bol elaborar el mazapán: mezclar en forma envolvente el de azúcar glas y las almendras
previamente tamizadas con las claras pasteurizadas, el aroma de kirsch Degré y el colorante.
Cuando el merengue haya enfriado, mezclar suavemente con el mazapán hasta lograr incorporar todo y obtener
una preparación homogénea. Colocar la mezcla en una manga pastelera con una boquilla lisa de 8 mm de diámetro y extender los macarons sobre un tapete de silicona formando círculos de aproximadamente 6 cm de diámetro.
Dejar reposar 5 horas en nevera y luego hornear a 160° C durante 8 minutos. Retirar del horno y dejar enfriar sobre una superficie humedecida con unas gotas de agua.

Para el relleno:
Ingredientes: 300 g de chocolate blanco, 300 g de frambuesas frescas, 30 g de azúcar blanca, 35 g de aroma
de kirsch Degré 35% vol y 10 g de aroma de ratafía Degré 35% vol.
Proceso: Mezclar las frambuesas con el azúcar en una cacerola y calentar a fuego medio durante 5 minutos.
Retirar y triturar con la túrmix. Colar esta mezcla y volver a calentar a 65° C.
Colocar el chocolate blanco en un bol y añadir, poco a poco y sin dejar de mezclar, el puré de frambuesas a
56° C. Mezclar enérgicamente hasta obtener una textura uniforme, añadir los aromas de kirsch Degré y de ratafía Degré. Reservar hasta rellenar los macarons.

MACARONS DE YEMA TOSTADA

Para la masa:
Ingredientes: 250 g de azúcar glas, 250 g de polvo de almendras, 90 g de clara fresca, 250 g de azúcar blanca, 100 g de agua, 90 g de clara pasteurizada, 20 g de aroma de huevo Degré 35% vol y 4 g de colorante alimenticio
amarillo.
Proceso: Mezclar el azúcar glas con el polvo de almendras. Dejar secar en un sitio libre de humedad durante 12 horas y pasar por un tamiz. Colocar las claras frescas en la montadora y batir a velocidad mínima.
Mientras, elaborar el almíbar para el merengue: mezclar el agua con el azúcar en un cazo y hacer hervir hasta alcanzar los 113° C. Retirar el almíbar del fuego, subir la velocidad de la montadora a velocidad media e incorporarlo en forma de hilo sobre las claras sin dejar de batir.
Por otro lado, en un bol, elaborar el mazapán: mezclar en forma envolvente el de azúcar glas y las almendras
previamente tamizadas con las claras pasteurizadas, el aroma de huevo Degré y el colorante. Cuando el merengue haya enfriado, mezclar suavemente con el mazapán hasta lograr incorporar todo y obtener
una preparación homogénea.
Colocar la mezcla en una manga pastelera con una boquilla lisa de 8 mm de diámetro y extender los macarons sobre un tapete de silicona formando círculos de aproximadamente 6 cm de diámetro. Dejar reposar durante 5 horas en nevera y luego hornear a 160° C durante 8 minutos. Retirar del horno y dejar enfriar sobre una superficie humedecida con unas gotas de agua.

Para el relleno:
Ingredientes: 3 yemas de huevo fresco, 100 g de azúcar blanco, 100 g de agua, 50 g de azúcar moreno, 75 g de
aroma de huevo Degré 35% vol. y 300 g de mantequilla.
Proceso: batir las yemas con el azúcar blanco hasta que se disuelva. Agregar el agua y llevar a fuego medio sin
dejar de remover con una espátula de silicona hasta llegar a 95° C. Inmediatamente, cortar la cocción con un baño maría invertido y dejar enfriar en una bandeja con film en contacto durante 6 horas.
Retirar de la nevera la crema, espolvorear en la superficie el azúcar moreno y quemar con una pala bien caliente.
Cuando haya enfriado, triturar con la túrmix, sin incorporar aire a la preparación y agregar el aroma de huevo Degré. Mezclar junto con la mantequilla atemperada en la montadora y batir hasta obtener una crema ligera y
uniforme. Reservar en una manga pastelera para rellenar los macarons.

ACABADO
Una vez reposadas 24 horas las masas de los macarons, rellenar cada uno con su correspondiente relleno, guardar en un recipiente hermético y dejar reposar una noche en cámara.

 

Los macarones del Mundial de Fútbol desde México

La visión de los chefs Jesús Escalera y Fer Covarrubias de La Postrería en Guadalajara.

argentina holanda mexico espana japon alemania

 

Macaron Mogador de Pierre Hermé

 

Macaron

Ingredientes: 300 g de polvo de almendra, 300 g de azúcar glas, 100 g de claras de huevo, 5 g de colorante, ½ gramo de colorante rojo, 300 g de azúcar, 75 g de agua mineral y 110 g de claras de huevo.

Proceso: Tamizar el azúcar glas y el polvo de almendra y añadir sin mezclar la primera cantidad de claras a las que previamente se habrá añadido el colorante. Reservar.

Llevar a ebullición el agua y el azúcar, cuando alcancen 115º, comenzar a montar la segunda cantidad de claras. Verter el jarabe sobre las claras cuando éste alcance los 118º.

Justo antes de que alcance los 50º, mezclar la preparación anterior; almendras, azúcar glas y claras con el colorante; cuando baje a esta temperatura, mezclar todo bien hasta alcanzar la textura deseada.

Formar  macarons de 3,5 cm con una manga pastelera y una boquilla nº11 sobre una lata cubierta con papel sulfurizado. Espolvorear con cacao en polvo con ayuda de un colador fino. Dejar que los macarons formen costra durante al menos 30 minutos. Hornear a 180º durante 12 minutos.

Ganache de fruta de la pasión y chocolate con leche

Ingredientes: 10 frutas de la pasión (250g de zumo), 550 g de chocolate Jivara (40%) y 100 g de mantequilla a temperatura ambiente.

Proceso: cortar la mantequilla en cubos; picar el chocolate con cuchillo y vaciar y tamizar las frutas de la pasión hasta obtener 250 g de zumo.

Llevar el zumo a ebullición mientras se funde el chocolate al baño María, verter en tres veces el zumo caliente sobre el chocolate. Cuando la mezcla alcance los 60º empezar poco a poco a incorporar los cubos de mantequilla. Mezclar hasta que la ganache quede lisa y conservar en frío hasta que adquiera la consistencia deseada.

 

Macaron Frambuesa por Christophe Roussel

Christophe Roussel fue nombrado uno de los 5 mejores chocolateros de París por Gault&Millau, y tras ganar varios certámenes de pastrelería, la revisita e innova en cada una de sus creaciones. Miembro de Relais Desserts y con cinco pastelerías propias, este joven pastelero crea un universo colorido de texturas originales y equilibradas.

Su lema: compartir el placer y …!un toque de locura!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Macaron

Ingredientes: 79 g de agua, 287 g de azucar, 125 g de claras de huevo (a temperatura ambiente), 620 g TPT de polvo de almendra y azúcar glas y 92,5 g de líquido para macarons (91,5 g claras de huevo y 1 g de colorante rojo)

Proceso: Calentar el agua con el azúcar a 118º mientras se montan las claras de huevo, cuando el agua haya alcanzado los 118º, verter sobre las claras a chorro fino y dejar montar hasta que baje la temperatura a 42º. Añadir entonces la almendra en polvo y el zucar alternando con el el resto de las claras con colorante. Cuando la pasta de macaron adquiere la consistencia deseada, formar dos espirales de 20 cm de diámetro sobre una hoja de papel de horno con una boquilla de 10 mm de diámetro. Cocer a 150º durante 30 minutos.

Cremoso de frambuesa

Ingredientes: 2 huevos, 2 yemas de huevo, 50 g de azúcar, 210 g de pulpa de frambuesa, 62 g de mantequilla y 3,5 g de gelatina.

Proceso: Hidratar la gelatina en agua fría, Calentar la pulpa con el azúcar y verter parte de esta mezcla sobre los huevos y las yemas previamente batidas. Cocer todo junto a 90º, retirar del fuego y añadir la gelatina hidratada. Añadir la gelatina cuando la temperatura haya bajado a 40º/36º y mezclar bien.

Montaje y acabado

Otros ingredientes: frambuesas frescas.

Proceso: Formar una corona con las frambuesas frescas sobre uno de los macarons, que servirá de base y adornarlo como si fuese una tarta de frambuesa. Rellenar con el cremoso de frambuesa con ayuda de una manga pastelera y una boquilla 8. Cubrir con la otra galleta.

Decorar al gusto con puntos de cremoso y con frutas rojas frescas.

 

 Denis Matyasy

Organizador este año de uno de los Concursos Amateur de Macarons, que se celebran en Francia desde 2010,  Denis Matyasy es miembro de Relais Desserts y propietario de pastelerias Matyasy.

Concienciados con la causa que el día del macaron defiende,destinarán todas las ganancias obtenidas de macarons de hoy a la investigacion de la fibrosis quística. La ganadora regional del concurso del que ha sido anfitrión ha creado la receta para su macaron especial de hoy.

Otro de sus macarons más clásicos es el de limón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ingredientes: 160 g de claras de huevo, 200 g de azúcar, 45 g de agua, 222 g de azúcar glas y 222 g de polvo de almendra.

Proceso: Llevar a ebullición el agua junto con el azúcar mientras las claras se montan, cuando el jarabe alcance los 121º, verter a hilo fino sobre las claras y bajar a velocidad media hasta que alcance los 40º/45º y la consistencia sea firme. Una vez a esta temperatura, añadir el azúcar glas y el polvo de almendra previamente tamizadas y mezclar con una cuerna hasta obtener una pasta lisa y brillante.

Con ayuda de una manga pastelera y una boquilla lisa, formar discos de 3,5 cm de diámetro y dejar crear costra fuera de nevera durante una hora.

Hornear, si es posible con ventilador, a 160º y durante 10 minutos.

Crema limón

Ingredientes: 80g de azúcar, 80 g de huevos, ralladura de 2 limones, 54 g de zumo de limón, 105 g de mantequilla y 60 g de nata montada.

Proceso: Calentar los huevos, el azúcar, el zumo y la ralladura hasta que alcance 82º. Añadir la mantequilla cuando la temperatura haya bajado a 40º y mezclar bien. Cuando esté completamente fría, añadir la nata montada.

 

Torre de macarons de la #Montagudplateaparty by Alejandro Montes

Y el broche de azúcar a la #montagudplateaparty lo puso Mama Framboise con un espectacular buffet de postres, un surtido de bombonería y una impresionante torre de macarons con los colores que dan vida a los contenidos de la editorial. El CMYK (Cyan, Magenta, Yellow y Black) hecho postre en “El mundo dulce”. El cromatismo salió anoche de nuestras publicaciones para dar el salto a los dulces de la mano de Alejandro Montes y su equipo.

Para la ocasión, la conocida firma madrileña preparó para los más de 300 invitados una mesa con pasteles individuales variados, una de las especialidades por las que se han convertido en un lugar de culto para los golosos en el centro de la capital. No faltaron las tartaletas de frambuesa, limón y merengue, chocolate o manzana.

Pero sin duda, la sorpresa llegó con la torre de macarons y chocolate con más de 200 piezas distribuidas en vertical, con los colores que dan lugar al universo cromático de las publicaciones del sello editorial. Piezas en amarillo, frambuesa, azul y marrón oscuro, de sabores tan diversos como la mora, frambuesa, arándanos, yogur de frutos del bosque o chocolate, que hicieron las delicias de los más golosos en una noche tan espectacular como el escenario elegido para la ocasión. Y es que toda buena obra, necesita de buenos actores, y anoche en la #montagudplateaparty estaban los mejores del mundo de la gastronomía.

la foto 2

Alejandro crea la torre de macarons

Alejandro crea la torre de macarons

#montagudplateaparty

#montagudplateaparty

#montagudplateaparty

#montagudplateaparty

 

Un sabor cada hora en la celebración de Nueva York

Macaron Parlour

Macaron Parlour

En Estados Unidos también celebran hoy el Día del Macaron. Y para ello, una conocida pastelería del East Village neoyorquino, han decidido marcarse un trepidante reto: elaborarán un sabor diferente de macaron para cada hora del día desde las 8 de la mañana a las 8 de la tarde. En total, doce piezas distintas que, además, serán gratis para todos aquellos que se acerquen al local de Macaron Parlour, como así se llama el establecimiento.

Los macarons de Mama Framboise ya se pueden comprar en el aeropuerto de Barajas

Mamá Framboise abrió el miércoles una nueva  “boutique” en la Terminal 1 del aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas de Madrid. Es el proyecto más inminente de Alejandro Montes, pastelero y propietario de la marca, que se encuentra estos días volcado de lleno en esta nueva apertura. Es otro sueño más cumplido tras conseguir abrir en la capital y atesorar ya dos establecimientos propios en muy buenas localizaciones de la ciudad: en la calle Fernando VI, 23 y en Platea Madrid, donde también dispone de un pequeño corner en el salón principal del recinto. El de Barajas será también “un pequeño punto de venta de macarons, bombones, cakes… En definitiva, pastelería de viaje para regalar”, explica el propio Montes a PãstryRevolution. El pastelero asturiano reivindica con sus creaciones y ahora una vez más con su emprendeduría la importancia de la Pastelería.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies