El pastelero francés Arnaud Delmontel propone una nueva manera de tomar su helado artesano. Bajo el nombre de mini-bigoo ofrece su heladería de autor, que este año incorpora un diseño especial. Envasado en un cilindro que se sostiene por un palo -todo ello en PVC-, el helado se degusta presionando la base del helado hacia fuera. Delmontel ha aprovechado una de las ideas históricamente más españolas para usarlas en sus productos: «hacer la vida más cómoda poniéndole palos a las cosas».

mini_bigoo

Pero eso no es todo. La característica principal de estos helados recae en la combinación de sabores. Cada helado posee dos sabores distintos, juntos pero no revueltos, creando parejas tan cremosas como deliciosas. Por el momento se pueden disfrutas las variedades de mango-frambuesa y de mora-vainilla.

Delmontel también ha preparado el tamaño maxi de los bigoo para los que siempre se quedan con ganas de más. Tartas de litro heladas, sin palo, pero con el doble de sabor.

maxi_bigoo

Si lo que se desea es disfrutar de las variedades tradicionales, en la misma pastelería disponen de tarrinas individuales o de medio litro de un único sabor. Hay helados de todos los colores y para todos los gustos: frambuesa, albaricoque, limón, mango, vainilla, chocolate y café, entre otros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies