buñuelos

Por Marta Hortelano. Valencia vive estos días su particular semana grande con la celebración de las Fallas. Y como en toda fiesta popular, la gastronomía también vive pegada a la actualidad de la calle. Y en cuestión de callejeo, las fiestas josefinas se llevan la palma.

Las Fallas son una fiesta pegada al asfalto porque es en las calles de Valencia donde se plantan y se visitan estos enormes monumentos que suponen toda una oda a la sátira y la crítica de los acontecimientos que han protagonizado los doce meses anteriores. Y para reponer fuerzas en los largos paseos falleros, Valencia tiene desde hace unos días sus tradicionales puestos de buñuelos de calabaza, el dulce típico por excelencia de la semana en la que la ciudad se convierte en hervidero del turismo patrio.

El Ayuntamiento de Valencia ha tramitado este año hasta 160 autorizaciones de puestos de masas fritas y ventas de buñuelos, 125 de las cuales han sido presentadas por comisiones de falla y las 35 restantes por establecimientos fijos como cafeterías, bares o restaurantes. Los buñuelos se pueden degustar casi en cada esquina para reponer fuerzas en la visita a los monumentos de la zona. Aunque su consumo está más extendido estos días, lo cierto es que los ‘bunyols de carabassa’ como se conocen en valenciano, pueden consumirse en la capital del Turia durante todo el año. Cada buñolero o buñolera tiene su receta secreta, pero lo cierto es que todas comparten ingredientes: hariza de fuerza, calabaza asada, levadura y agua. Una vez que la masa ha levado, se separa en pellizcos y se fríe en aceite muy caliente durante unos tres minutos. Después, los más golosos los espolvorean con azúcar. Se recomienda comerlos templados y acompañados de un buen chocolate a la taza. En los puestos más tradicionales se pueden degustar también variedades con más solera como los buñuelos de higo, casi una rareza hoy en día, o simplemente sin calabaza. Seguro que en la despertà del último día de Fallas, el 19 de marzo, no faltan buñuelos en ninguna mesa.

 

Buñuelos de la Plaza del Doctor Collado, Valencia


 

Bonus fallero para Pãstry Revolution

Este año los monumentos falleros han llegado más gastronómicos que nunca. Y como no podía ser de otra manera, la pastelería también ha protagonizado una falla (Cádiz-Literato Azorín). Los ninots de este monumento tan goloso portan cupcakes y tartas para hacer las delicias de los más dulces.

Falla La Real

la foto 2 (3)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies