El lunes 17 de septiembre, el reconocido chocolatero y colaborador de La Confitería, Enric Rovira, recibe en París el premio Coq d’Or de Le Guide des Gourmands, de Elisabeth de Meurville, ante profesionales de la prensa y renombrados cocineros. Una obra que reúne una selección de los mejores productos según rigurosos criterios de calidad. En total, más de dos mil direcciones de alta gastronomía que se puede consultar en la web según diversas búsquedas: por categoría de producto, por región, por segmento y por palabra clave.

Dice la famosa guía sobre Enric Rovira: este artista catalán es uno de los profesionales más creativos del universo chocolatero. Basta darse una vuelta por su página web para convencerse de ello. Y de organizar una degustación de sus sorprendentes chocolates, con una presentación que es un auténtico poema. Su sistema solar puede contemplarse un instante antes de “acabar” con él y fundirlo en boca. Enric Rovira aúna de forma personalísima tradición e innovación, con una imaginación que revela de forma incuestionable su procedencia y que manifiesta libremente, sin límites. Elabora turrones atípicos, que establecen una alianza que va de la atracción visual, y una forma que recuerda a los mosaicos de Gaudí, al placer del gusto, en una asociación sutil que resulta crujiente y fundente a la vez, las almendras y el chocolate, la suavidad y la fuerza. Sin embargo, este artesano de aspecto introvertido no se queda aquí y crea como nadie (y crea a diario) una colección de chocolates única, genial, original… realmente asombrosa. En definitiva, estamos ante uno de los más grandes chocolateros de España.

Y no podemos estar más de acuerdo. Enhorabuena, Enric.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies