pistachoLos pistachos podrían ser un elemento clave para la reducción de la diabetes. Así lo corrobora el informe dirigido por la Dra. Mónica Bulló, jefa de investigación y docente de la Universitat Rovira i Virgili (Tarragona), en el que muestra que los pacientes pre-diabéticos analizados disminuyeron sus índices de glucosa e insulina después de someterse a una dieta que contenía 57 gramos de pistachos al día. Los resultados se han presentado en el XXI Congreso Europeo sobre Obesidad, celebrado en Sofía (Bulgaria).

La Dra. Bulló asegura a través de esta investigación que el pistacho «tiene importantes efectos en la disminución de la glucosa» y que su consumo regular «disminuye la resistencia a la insulina» y, por tanto, previene «el desarrollo de la diabetes tipo 2». La situación europea preocupa al sector médico debido al aumento de la obesidad en Europa y el desarrollo de enfermedades crónicas relacionadas con la diabetes, que se han convertido en una sobrecarga para los sistemas sanitarios.

La muestra engloba 54 pacientes de la zona de Tarragona que se han sometido a dos tipos de dietas, una de control (que incluye frutos secos) y la otra con pistachos. Los investigadores observaron que el peso corporal no aumenta tras la ingesta de pistachos. Los componentes nutricionales de éstos se caracterizan por contener un alto nivel de ácidos grasos insaturados, entre otros componentes bioactivos con propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes. 

Hasta ahora, las únicas pruebas que existían sobre el consumo de frutos secos cercioran que su consumo mejora la metabolización de la glucosa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies