Criticado por algunos por discurrir al margen del sector profesional y por aprovechar asimismo el canal comercial, el dulce conventual va cada vez a más. Su calidad y sus ventas lo avalan. De ahí que por cuarto año consecutivo haya transcurrido con éxito la extremeña Feria del Dulce Conventual, en cuya última edición han participado 13 conventos españoles y 2 de Portugal. El interés y el aumento de participantes es progresivo ya que en la primera edición de 2009 estuvieron representados 10 conventos del conjunto de España.

En sus obradores se elaboran a diario los dulces más típicos de cada región, entre los que destacan los roscos de vino, los borrachos, los corazones de San Francisco, los tocinillos de cielo, las yemas de San Leandro -en la foto- y las de Santa Clara, trufas, nevaditos, bocaditos de almendra… En los tres días que duró la feria, la organización recaudó 1.800 euros a beneficio de Cáritas y del Banco de Alimentos a partir de la venta de los dulces que allí se expusieron.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies