Fruta confitada, piñones, crema o incluso mazapán… La coca de San Juan atesora mucho más que un dulce preludio al verano. A continuación, PãstryRevolution.es presenta nociones históricas, leyendas, bocados ‘hermanados’ y 10 piezas indispensables

Huelga decir que la coca de San Juan es un bocado dulce prácticamente obligatorio no sólo en Cataluña, sino en otros emplazamientos de la geografía española. Con un consumo por el que se supera con amplitud el millón y medio de unidades -sólo en esta comunidad autónoma-, el bocado significa mucho más que el más dulce preludio al verano. También hay en ella tradición, historia mezclada con leyenda, un sinfín de bocados ‘hermanados’ y toda la magia que hereda al estar unida a esa mágica y misteriosa noche más corta del año. PastryRevolution.es lo resume a continuación.

1. Una etimología incierta

Poco se sabe acerca del origen de la palabra ‘coca’ -la de San Juan en particular, y la elaboración pastelera indispensable en general-. Algunos expertos apuntan que derivaría del latín; en concreto del verbo, ‘cocere’. Otros apuntan al término holandés ‘kok’. En cualquier caso, guardaría una relación directa con el ‘cake’ inglés, con el ‘kuchen’ (pastel) alemán y con el también vocablo para ‘pastel’ en occitano: ‘còca’.

2. El culto al sol como posible origen

La mayoría de los expertos identifica el origen de las cocas con una mera cuestión de aprovechamiento: es una forma inteligente y rápida de dar salida, y de consumir, la masa sobrante. Hay quien ofrece un plus para la coca de San Juan… Vendría de un roscón elaborado con huevo, que habría tenido una forma redondeada como una muestra de culto al sol. No sería, para nada, casual: si por algo se celebra esta noche desde tiempos inmemoriales es por ser la más corta -luego, con el día más largo- del año (ver epígrafe nº 9 para más información).

3. Una proporción determinada

Sea como fuere, no es ésa la forma con la que la coca de San Juan ha llegado hasta nuestros días. Es alargada; en concreto, y según mandan algunas tradiciones, de una longitud que dobla a su anchura. Lejos de ser una proporción caprichosa, aludiría, precisamente, a ese día tan largo y a esa noche tan corta.

En la imagen, la coca de tiramisú de Hofmann.

4. También las hay saladas…

No todas las cocas de San Juan son dulces… De Alicante, donde San Juan se celebra con unas espectaculares Hogueras -‘ninots‘ y ‘mascletás‘ incluidos- es típica la ‘coca amb tonyina’. Se elabora, como su propio nombre indica, con atún. No es, por cierto, el único punto de la geografía española en el que también se celebra el buen momento del pescado azul: en Galicia, las sardinas a la brasa son indispensables por estas fechas.

En la imagen, una típica ‘coca amb tonyina‘ de San Juan alicantina. Fuente: Alicante Turismo.

5. … y ‘bambas’

En la bella Menorca también tienen su particular coca de San Juan, aunque a simple vista pueda parecerse más a una mona de Pascua… Es conocida como ‘coca bamba‘ y, en ocasiones, como ‘ensaimada menorquina’, en alusión a su formado en espiral. Cuenta, de igual forma, con una variante menos voluminosa que suele degustarse en invierno en algunos emplazamientos valencianos. Se caracteriza por su masa compacta a base de harina, manteca de cerdo y patata cocida, entre otros ingredientes.

En la imagen, una típica coca bamba. Fuente: Can Pons.

6. ‘Maris’ y ‘brasas’

La pasión dulce por San Juan va más allá del Mediterráneo… El autor de PãstryRevolution Eduardo Bizkarra (Panadería y Pastelería Bizkarra, en Vizcaya) propone cada año dos simpáticos bocados: ‘Maris‘ y ‘Brasas‘. Los primeros están elaborados con pasta de galleta, tienen forma de cabeza de bruja y rinden homenaje a una importante diosa de la mitología vasca. Por su parte, las ‘Brasas’ (ver pieza nº 10 bajo estas líneas), elaboradas con hojaldre y cabello de ángel, «simbolizan lo que queda después del fuego y la purificación a través de éste», explica el equipo Bizkarra.

7. ‘Midsommar’, un ‘San Juan’ en Suecia

La noche del 23 al 24 de junio también es especialmente significativa en Suecia. Se celebra el ‘Midsommar‘, una festividad de bienvenida al verano en la que la fresas y las frambuesas -en su mejor momento en la zona- son indispensables. Ésta y la de San Juan representan dos bonitas tradiciones, juntas y por separado… echa un vistazo, si no, a la propuesta de Hofmann con frutos rojos que se muestra en el punto nº 3 bajo estas líneas.

8. Sobre San Juan

Tal y como se comenta anteriormente, los orígenes de la noche de San Juan son inmemoriales… Tanto, que los expertos están convencidos de que forma parte de una serie de ritos paganos previa a la llegada del cristianismo. Tras ello, se asimiló con la celebración de la natividad de Juan el Bautista, el 24 de junio. Predicador judío, y una de las figuras más importantes tanto en el cristianismo como en el islam, fue él quien, según la mayoría de los expertos, bautizó a Jesús. En el cuadro bajo estas líneas -‘La Virgen de las Rocas’, de Leonardo da Vinci– aparecen ambos, de niños.

9. El solsticio de verano

Pagana o cristiana, si hay celebración en la noche de San Juan es porque coincide, aproximadamente, con el solsticio de verano. Se produce por la inclinación de la tierra sobre el plano de su órbita; y se hace patente en el hemisferio norte porque el sol aparece en el punto más alto posible al mediodía y porque tiene lugar el día más largo del año. La suya será, por tanto, esa noche más corta en la que la coca de San Juan es un bocado indispensable.

10. Magia en el campo

Cuenta la leyenda que las hierbas recolectadas por San Juan -como la salvia, el romero y la verbena– atesoran unas propiedades especialmente beneficiosas, curativas e incluso mágicas. Más allá del ámbito medicinal, en muchos lugares es costumbre emplearlas en la elaboración de destilados como el orujo y la ratafía.

Ya sabes: si no te apetece ir de verbena, y quieres dar un ‘toque especial’ a tus creaciones, siempre puedes ir a dar una vuelta por el campo…

Dulce noche de San Juan. 9 cocas y 1 ‘hermana’ indispensables

1. Xevi Ramon (Triticum)

Fuente de la imagen: @triticumbreadlovers.

2. Coca brioche con cereza, perlas de chocolate, crujiente de almendra y azúcar perlado. Josep Maria Rodríguez (La Pastisseria)

Fuente de la imagen: @lapastisseriabarcelona.

3. Coca de frutos rojos. Hofmann

Fuente de la imagen: Hofmann.

4. Coca de tiramisú. Ricardo Vélez (Moulin Chocolat)

Fuente de la imagen: @moulinchocolat.

5. Coca brioche rellena de crema. Josep Maria Rodríguez (La Pastisseria)

Fuente de la imagen: @lapastisseriabarcelona.

6. Coca de frutas. Ricardo Vélez (Moulin Chocolat)
7. Coca brioche con fruta confitada (naranja, melón y cereza) y piñones. Josep Maria Rodríguez (La Pastisseria)

Fuente de la imagen: @lapastisseriabarcelona.

8. Coca de lemon pie. Jordi Morera (L’Espiga d’Or y Espícula)

Fuente de la imagen: @espicula_andorra.

9. Carlos Sesplugues (Horno de Leña y Panaderías Julia)

Fuente de la imagen: Horno de Julia en Facebook.

10. Brasas de San Juan. Eduardo Bizkarra (Panadería y Pastelería Bizkarra)

Fuente de la imagen: Panadería y Pastelería Bizkarra en Facebook.

Fuente de la imagen de cabecera: Ayuntamiento de Barcelona.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies