Todos los que han visitado el Sudeste asiático han visto los cientos de puestos de comida callejera que abarrotan cualquier mercado al que acuden los turistas. Pero, sin duda, la manera en que tailandeses, malayos y coreanos elaboran sus helados en plena calle es todo un espectáculo. Internet está lleno de grabaciones de turistas que se quedan impactados con cómo los dueños de las pequeñas paradas son capaces de elaborar al instante deliciosos helados con fruta fresca o el ingrediente más disparatado. La clave está en las bases de acero a una bajísima tempetatura sobre las que colocan los ingredientes, tanto la base de crema del helado, como los acompañamientos. Ayudándose de espátulas, mezclan los ingredientes, los distribuyen por la plancha helada de acero y después, cuando se han congelado, casi al instante, los raspan con una espátula para formar una especie de canutillos, que se sirven en una tarrina. Están buenísimos y son muy naturales. Si te vas de viaje a Asia, esperamos tus #fotosheladas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies