Captura de pantalla 2015-04-16 a la(s) 09.10.47

Según los organizadores, 336 empresas de panadería, de 21 países, exhiben sus productos en IFEMA de Madrid desde el pasado lunes hasta mañana jueves en el Salón Internacional de Confitería y Panadería en el pabellón 9. El pasado lunes 13 se celebró el X Congreso Nacional de Panadería, organizado por la Confederación Española de Organizaciones de Panadería CEOPAN.

Con una permanente apuesta por la calidad del pan que se hace en las panaderías españolas se inauguró el Congreso por la Ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, destacó la importancia de la formación e innovación como la mejor manera de consolidar un sector que reúne a 15.000 empresas y factura más de 5.000 millones de euros al año.

Inició el acto de inauguración el presidente de CEOPAN, Andreu Llargués, poniendo el énfasis en el lema de esta edición del Congreso “Soluciones mirando al futuro”. Llargués miró el futuro con optimismo “ante la fuerza, creatividad y trabajo de los panaderos españoles”, pero sí quiso alertar sobre los peligros que hoy acechan al sector. “Sería preciso desintoxicar ciertas informaciones –dijo- que se vierten sobre este producto: que si engorda, que si tiene sal, que si tiene gluten. Informaciones alejadas de la realidad y que no ayudan nada a promocionar un producto básico y sano como el que más”. Llargués señaló que los problemas en el sector “son muchos”, destacando la “excesiva legislación” que produce muchas veces “confusión y competencia desleal”, aunque matizó que “las soluciones deben surgir desde el propio sector, para planteárselas después a la Administración”.

Captura de pantalla 2015-04-16 a la(s) 09.11.05

En la foto, la ministra junto al presidente Llargués y José María Fernández del Vallado, gerente de CEOPAN

 

Tras unas palabras del presidente de la Unión Internacional de Panaderos UIB, Peter Becker, quien abogó por prestigiar la profesión para reconquistar al cliente, la Ministra de Agricultura señaló la importancia de “revitalizar la imagen del panadero” y apostar por soluciones innovadoras. Definió el pan como “el placer de cada día” y brindó a todos los presentes “mi apoyo personal” para ir solucionando los múltiples problemas que aquejan al sector.

Durante la jornada se celebraron cuatro mesas redondas donde representantes del sector panadero, de la administración estatal y autonómica y de la gerencia, debatieron en torno a los cuatro temas clave en el sector. En la primera de ellas se abordó cómo hacer frente a una competencia que se definió como desleal, “como consecuencia de una legislación asfixiante”, señalaron. “Estamos en un “todo vale” –insistieron- donde empresas que cumplen todos los requisitos técnicos, y los no menos importantes higiénico-sanitarios, tienen que competir con otras que no los cumplen”. El abuso que las grandes superficies mantienen con el proveedor de pan fue tan criticado como el “low cost”, el bajo coste, al que calificaron como “auténtico cáncer del sector y que debería estar prohibido”, dijeron. También se debatieron los controles de la administración, “demasiadas normativas –señalaron- comunitarias, estatales, autonómicas y municipales que a veces se solapan y se confunden”.

Los expertos coincidieron en la necesidad de hacer un frente común, “un acuerdo total” para luchar contra las “grandes injusticias que se permiten en el sector” y que “muchas veces están relacionadas con determinadas formas de comercialización que no respetan la legislación”.

En la segunda mesa redonda se presentaron diferentes propuestas para “Reconquistar al Cliente”, como la de Cantabria y su sello de calidad “DOIPAN”, una iniciativa única en el país y que ha reportado muy buenos resultados a las panaderías de la comunidad autónoma.

Otro de los temas recurrentes fue el de la comunicación. Todos los expertos coincidieron en la necesidad de “comunicar más y mejor”, a los ciudadanos, al consumidor y a las administraciones. “Nuestras reivindicaciones caen muchas veces en saco roto. Necesitamos asesores, más comunicación, mayor presencia en las redes sociales”, señalaron.

Tras un almuerzo tuvo lugar la última mesa dedicada al tema ”Una panadería que mira al futuro” en la que participaron, entre otros, Jordi Morera y Berta Echeverría; así pues, La apuesta por la formación, la innovación y las marcas de calidad diferenciada, junto a la presentación de casos de éxito, completaron una jornada en la que, entre otras actividades, se inició el Campeonato de España de Panadería Artesana cuyos resultados se conocerán el próximo jueves y en el que participan nueve panaderos.

Lamentablemente, hay que constatar que –a pesar de lo interesante del programa- la afluencia de panaderos u otros profesionales interesados en el tema fue menos que escasa. Lo cierto es que solamente un par de docenas de personas asistieron a las muy interesantes intervenciones de los ponentes. La falta de promoción ha sido sin duda el motivo. ¿Cuántos profesionales de la panadería española fueron informados? Lo cierto es que hasta el viernes anterior, es decir tres días antes, no se dio la información por mail a las asociaciones y gremios que, con el fin de semana por en medio, no la transmitieron en su gran mayoría. Tampoco en la web de Intersicop, en el programa de actividades, aparecía –ni ha aparecido-. Tras los éxitos de convocatorias de este año en Zaragoza y Ocaña, es lamentable, repetimos, que no se haya sabido dar el realce merecido a un Congreso Nacional de Panadería. Los directivos harían bien en analizar los motivos de su fracaso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies