El Centro de Formación en Pastelería SAPER de León acaba de cumplir 46 años de actividad. Santiago Pérez cerró en su día las puertas de sus pastelerías para dedicarse a la docencia, su verdadera vocación. A día de hoy, su hijo, Alberto, está al frente del Centro SAPER, que en este casi medio siglo de vida ha formado a miles de alumnos (de León y de muchos otros rincones del mundo) que luego han sabido labrarse un futuro en la panadería y/o en la pastelería.

Alberto, licenciado en Geografía e Historia, está ahora al frente del centro después de casi 20 años de oficio. Comenzó como la mayoría de pupilos de SAPER, «haciendo mis pinitos con la elaboración de bombones y magdalenas» hasta que el entretenimiento y la labor de refuerzo de unos días se convirtió en profesión. Desde su acreditada experiencia, Alberto sigue impartiendo clases de pastelería, bollería, panadería y postres a gente «de todo tipo y nivel». Según él mismo atestigua, «los hay que llegan verdes y tienen que empezar de cero, pero también se inscriben aquellos que vienen a especializarse o ampliar conocimientos». Para su suerte y la del centro formativo que dirige, Alberto admite que «aún queda mucho por hacer porque la formación nunca se acaba».

Desde Montagud Editores queremos compartir este aniversario con nuestros lectores de La Confitería y Molinería y Panadería, publicaciones en las que colaboran de manera habitual tanto Santiago como Alberto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies