El mes de enero de este año será siempre recordado por la explosión e incendio de una panadería en París, en la que, desgraciadamente, falleció una turista española. El pasado 24 de mayo, a causa de un atentado terrorista, la explosión de un paquete bomba colocado en la puerta de una panadería dejaba un numeroso listado de heridos. Indudablemente se trata de dos hechos en los que el propietario del local, ciertamente con más seguridad en el segundo caso, no parece tener responsabilidad. Sin embargo, a pesar de las normativas gubernamentales y municipales sobre la prevención de riesgos, hay muchos otros pequeños accidentes que, probablemente, podrían evitarse con un mayor control sobre los elementos humanos y técnicos que intervienen en una panadería.

Por ello, vamos a dar un repaso a las normas más elementales que debemos tener en cuenta en una panadería. Aunque la mayoría son de pura lógica, no está de más recordarlas.

Prevención de riesgos en la panadería

Cada vez que utiliza las máquinas y herramientas en las labores propias de la panadería, debe ser riguroso y seguir los procedimientos adecuados en dicha tarea. No trabaje sobre la base de conductas incorrectas, aunque éstas le parezcan cómodas y más rápidas para su desempeño.

¿Cuáles son los riesgos de accidentes en las panaderías? Las diversas tareas que se realizan en las panaderías conllevan ciertos riesgos de accidentes que pueden afectar a los trabajadores que las llevan a cabo. Entre los riesgos más comunes de accidentes podemos mencionar los siguientes: Caídas de igual o distinto nivel. Atrapamientos. Cortes. Golpes. Contactos eléctricos. Quemaduras. Incendio. Delincuencia.

Caídas de igual o distinto nivel

La falta de orden y aseo, no usar un calzado adecuado o la iluminación deficiente, entre otros motivos, pueden ser la causa de una caída, cuyas consecuencias no podemos predecir. Tome conciencia de que una caída puede efectivamente transformarse en un accidente muy grave; no crea que las caídas sólo les ocurren a los que andan distraídos y no tienen la experiencia que usted posee en realizar una determinada tarea.

Causas: Superficies de tránsito sucias (escaleras, pasillos, etc.). Suelos mojados y/o resbaladizos (harina, grasas, aceites). Superficies irregulares o con aberturas. Desorden. Calzado inadecuado. Falta de iluminación.

Medidas de prevención: Limpieza inmediata de líquidos, grasas o residuos u otro vertido que pueda caer al suelo. Eliminar del suelo suciedades y obstáculos con los que se pueda tropezar. Instalación de rejillas para evacuación de líquidos. Colocación de un revestimiento o pavimento de características antideslizantes. Mayor eficacia en la limpieza. Calzado adherente.

Atrapamientos

Principalmente en manos y brazos. Siga los procedimientos de trabajo y verifique el correcto funcionamiento de todos los dispositivos de protección de las máquinas. No se confíe y no actúe en forma permisiva, pensando en que por su experiencia y su habilidad nunca le pasará nada.

Medidas de prevención: Comprobar periódicamente que los dispositivos de protección son eficaces. Evite ropas sueltas, cabello largo suelto y adornos o alhajas (anillos, pulseras, etc.). Compruebe, en su caso, el buen funcionamiento y las normas de seguridad de montacargas o similares.

Cortes

Cortes por herramientas de mano o utensilios. Deténgase a observar un momento las actividades que está realizando. ¿Está concentrado en sus labores o cree que conoce tan bien su trabajo que lo puede hacer casi de memoria? Reflexione acerca de esto, sobre todo póngase en el caso de sufrir un corte grave en su cuerpo.

Causas: Herramientas defectuosas. Falta de concentración. Falta de conocimiento. No usar elementos de protección personal.

Medidas de prevención: Selección y cuidado de cuchillos y utensilios cortantes.

Golpes

Probablemente le parecerá obvio hablar acerca de que en su trabajo está expuesto a riesgos de golpes. Incluso tal vez usted durante su jornada de trabajo tenga uno o más golpes a los cuales les resta importancia si es que no le han causado alguna lesión. Sin embargo, no se confíe y esté atento a este u otro tipo de riesgos siempre; no crea que los accidentes son situaciones alejadas de su realidad. Usted tiene mucho que hacer por la seguridad en su trabajo.

Descargas eléctricas

Así como la corriente eléctrica nos brinda beneficios, también existen riesgos asociados a su utilización. Debemos evitar el contacto ya sea directo o indirecto con la electricidad, pues nos exponemos a sufrir graves e incluso fatales accidentes.

Medidas de prevención: Revisar periódicamente la instalación eléctrica. Verificar interruptores diferenciales, accionando pulsadores de prueba una vez al mes. Utilizar máquinas y equipos que tengan incorporada la toma de tierra de protección. No intervenir máquinas ni equipos eléctricos sin asegurarse de su desconexión de la red.

La instalación eléctrica debe cumplir con la normativa vigente de servicios eléctricos, en el diseño, instalación, mantención y uso.

Quemaduras

Hay tareas que se desarrollan cotidianamente que implican la posibilidad de contacto con utensilios o superficies calientes, como por ejemplo bandejas u hornos. Otra situación en la que podemos vernos expuestos a riesgos de quemaduras es por proyección de líquidos que estén a altas temperaturas. Utilizar guantes para horno y otros medios adecuados de protección. No insistimos sobre el tema por ser bien conocido.

Incendios

Podemos señalar que el mejor momento para controlar un fuego es antes de que éste se inicie. Por lo mismo, debemos estar alerta respecto de nuestras acciones y del ambiente en el que desarrollamos nuestras actividades, con el fin de evitar el inicio de un fuego que pueda salirse de control y llegar a convertirse en un incendio.

Causas de incendios: Origen eléctrico (instalaciones eléctricas defectuosas o inadecuadas). Llamas abiertas (quemadores, fogones). Acumulación de grasa en campanas y conductos. Descuidos en el control de las fuentes de calor y/o combustibles.

Medidas de prevención: Limpieza periódica de campanas, extractores, chimeneas, etcétera. Mantener bajo control toda fuente de calor o de combustible. Mantener el orden y el aseo en todos los lugares de trabajo. Cumplir, e incluso mejorar, los medios de extinción que marque la normativa (mangueras, tomas contra incendios, extintores bien señalizados, etc.).

Delincuencia

Además de la delincuencia habitual, podríamos incluir en este apartado los peligros a que se exponen clientes y empleados por otros motivos, como desórdenes públicos o actos terroristas. Es imprescindible que los empleados reciban instrucciones claras y precisas de cómo actuar ante un hecho delictivo. Tratar de evitar un atraco ha llevado a muchas personas a recibir graves heridas o a fallecer; así pues, es mejor no tratar de impedirlo. Sin embargo, es aconsejable disponer de medidas de seguridad como alarmas y grabación de imágenes.

Fuente de la información: Sermesa salud, MAZ, Trabajo y Prevención. Fuente de la imagen de cabecera: Pinterest. Fuente de las imágenes: Conesa Legal y Youtube.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies