En este espacio, remodelado en su totalidad, se llevará a cabo la producción de pan para unos 800 internos en la prisión y otros 200 del Centro de Inserción Social, con la fabricación mensual de 90.000 barras de pan.

El subdelegado del Gobierno, Manuel de la Fuente, acompañado del director del centro penitenciario de ‘El Acebuche’, visitó la nueva panadería de la prisión, que ha sido remodelada en su totalidad y que cuenta con instalaciones y maquinaria nueva.

La panadería del centro penitenciario depende de la Entidad Estatal Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo (que se encarga de la promoción del trabajo productivo en los centros penitenciarios y de la formación profesional de los internos), adscrita al Ministerio del Interior a través de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. Esta entidad tiene por objeto la promoción, organización y control del trabajo productivo y la formación y orientación para el empleo de los reclusos de los centros penitenciarios.

La panadería está gestionada por la dirección de ‘El Acebuche’ y sus trabajadores -en la actualidad, cuatro reclusos- son contratados por el centro penitenciario. En este renovado espacio se lleva ya a cabo la producción de labores de panadería para la alimentación de unos 800 internos del centro y de otros 200 del Centro de Inserción Social y a diario se están fabricando alrededor de 3.000 barritas de pan, lo que supone alcanzar las 90.000 mensuales.

También está prevista la instalación de una línea de elaboraciones de bollería (tortas, suizos, magdalenas, etc.) que pueda satisfacer las demandas de los internos en sus momentos de vida en común, para lo que, igualmente, se ha dotado de maquinaria nueva al taller. Como explica Miguel Ángel de la Cruz, el objetivo es que se consiga el “autoservicio” de panadería en el centro penitenciario.

Con este taller (y otros, como el de cocina, economato, lavandería, mantenimiento, etc.) se proporciona al recluso un empleo retribuido, con los beneficios de la Seguridad Social, en los espacios productivos del centro penitenciario.

Otro de los beneficios que ofrece este nuevo espacio es la óptima adecuación para acoger la impartición de cursos de formación profesional especializada en este oficio, enseñanza muy demandada por los internos y de gran importancia para la búsqueda de un empleo una vez finalicen el cumplimiento de su condena. Con este fin, se desarrollan acciones de formación para el empleo en el interior del centro penitenciario y de ciclos formativos de grado medio.

Sin duda, una magnífica noticia que nos hace meditar sobre la importancia de la rehabilitación de los presos y la responsabilidad que todos tenemos en colaborar en su reintegración en la sociedad. Las excepciones de los reincidentes en el delito no deben ofuscarnos y medir a todas las personas por el mismo rasero. Quién, estando encarcelado, muestra interés en formarse para labrarse un porvenir, ya demuestra su intencionalidad de superar un mal momento de su vida para poder volver al mundo del trabajo y de la familia. Todos nosotros, como parte de la sociedad, debemos colaborar en este empeño de reinserción social; por ejemplo, a la hora de buscar empleados, podemos recurrir a las bolsas de trabajo de Instituciones Penitenciaras. Estaremos colaborando en una sociedad mejor y en solucionar la vida a quien, superado su pasado, se merece una oportunidad.

Teléfono Información General: 91 335 47 00

www.institucionpenitenciaria.es

Oficinas Centrales:

Calle Alcalá 38-40.

28014 – Madrid.

Fuente y foto: Noticias de Almería, 20minutos.es, Almeria360noticias y agencias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies