Pan también para el mejor pincho nacional. ‘Pan, queso y vino’, concretamente. Con esos ingredientes, el cocinero Neilton Marcelino de Olivera convenció a un jurado presidido por Albert Adrià para ganar la octava edición del Concurso Nacional de Pinchos y Tapas Ciudad de Valladolid. De Olivera ideó una receta en la que participan pan, uvas y queso para amasar las culturas brasileña y española.

Pasado y presente enraizados en una misma tapa de autor. El cocinero ganador elaboró para el concurso una masa fina con almidón de yuca, sal, azúcar, leche, mantequilla, royal y huevo. Una porción de unos 15 gramos de esa masa la rellenó de cinco gramos de Torta del Casar y media uva macerada en vino tinto. Para su acabado, colocó un papel de arroz por fuera de la masa y horneó el resultado cuatro minutos.

El jurado valoró para conceder el galardón la «creatividad», «puesta en escena», «elegancia» y «equilibrio» de sus ingredientes, así como que se puede comer en apenas dos bocados y con los dedos. El ganador recibió un cheque por valor de 6.000 euros del alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, y explicó que su tapa se puede degustar en el restaurante Los Zagales de la misma ciudad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies