La Federación Catalana de Asociaciones de Gremios de Panaderos ha estimado que los panaderos catalanes han vendido directamente alrededor de 510.000 panes de payés entre el pasado miércoles santo y el lunes de Pascua de Resurrección, convirtiéndose la Semana Santa en la semana del año en que más unidades se venden.

En un comunicado, la Federación ha querido poner en valor el trabajo de los panaderos en este tipo de producto, ya que ha lamentado que quedan «eclipsados» por la campaña de las monas de Pascua, que tradicionalmente elaboran las pastelerías; sin embargo también son muchas las panaderías que venden las monas de bizcocho acompañadas de figuras de chocolate o las tradicionales en forma de rosca con huevos duros.

mona-1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una probable causa del aumento del consumo se debe a los desplazamientos masivos desde las capitales hacia poblaciones más pequeñas, donde es habitual reunirse familiares y amigos para tomar “un pan con tomate” acompañado de embutidos, tortillas o atún en aceite, o tostadas con mantequilla y mermelada. También es considerable, en los últimos años la venta de pan para la elaboración casera de torrijas de leche o vino.

El Pan de Payés catalán, reconocido por la UE

Como recordarán nuestros lectores, el 20 de febrero de 2013, el Boletín Oficial de la Comisión Europea publicó la inscripción de la Indicación Geográfica Protegida Pan de Payés Catalán en el registro europeo de IGP y DOP, según informó el Consejo Regulador. Éste era el último trámite necesario para el reconocimiento oficial de la Indicación Geográfica Protegida.

 

Fuente: Federación Catalana de Asociaciones de Gremios de Panaderos. Foto: yomelocomo.wordpress.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies