Desde siempre quienes poseen una actividad comercial buscan reducir los costos de producción, pero muy a menudo están también los que buscan una táctica ilegal para gastar menos. El problema es que está forma de llevar a cabo el negocio, si se trata de temas alimentarios, por lo general, resulta contraproducente para la salud del consumidor. En un control de la policía de Nápoles, han revisado más de 200 panaderías, 13 de las cuales fueron precintadas por graves irregularidades administrativas e higiénicas. Son 63, las personas que fueron denunciadas y también impusieron multas por cerca de 100.000 euros.

Foto cavaru-misrecetsadecocina.blogspot.com.es

En algunos de los hornos, se encontraron depósitos de madera, muy probablemente de restos de obras en construcción, con clavos oxidados y huellas visibles de cal y pintura adherida a la madera. También se detectaron problemas de conservación de algunas materias primas. La operación condujo al secuestro de 3.572 kilos de pan, 380 kg de harina y 70 kg de masa en mal estado de conservación. Los Carabinieri también establecieron controles en las carreteras para interceptar y verificar las condiciones higiénicas de los medios utilizados para el transporte de las mercancías.

En Italia, solamente durante el año 2014, las incautaciones de harina, pan y pasta adulterados alcanzaron un valor de 65,6 millones de euros.

Fuente: Carmela Ottaviano. WWW.interris.it

Foto: cavaru-misrecetasdecocina.com.es

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies