Ahora que se acerca el día del ‘Beaujolais nouveau’ (el tercer jueves de noviembre), que es como se denomina al primer vino particularmente ligero y de aromas afrutados que tanto distingue a la región francesa del mismo nombre, los panaderos del país también aprovechan la efeméride para ofrecer su respectiva versión del pan del Beaujolais. Tanto en esta región como fuera de ella, por lo que la popularidad del producto ya se ha extendido por toda Francia y especialmente en París, donde no son pocas las panaderías -mención especial para las de Arnaud Delmontel- que ofrecen la degustación de su respectivo pan de Beajoulais con una botella del vino nuevo de esa región por menos de 10 euros hasta finales de noviembre. En la elaboración del pan de Beaujolais, los panaderos añaden vino a la masa, con lo que consiguen una textura más aireada y un suplemento rico de aromas y matices del producto final. La miga del pan también adquiere una tonalidad diferente.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies