morera

El Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural (DAAM) ha concedido el Premio al mejor joven artesano alimentario innovador en su convocatoria del año 2014 a dos artesanos, a Josep Maria Rodríguez Guerola, pastelero de La Pastisseria y autor del exitoso libro Sweetology, y a Jordi Morera, panadero de Vilanova y la Geltrú, según la decisión tomada por la Comisión de Artesanía Alimentaria Catalana, reunida el pasado mes de diciembre. Ambos son colaboradores habituales de PãstryRevolution.

Este año, el premio concedido por la Generalitat de Catalunya, será compartido por dos artesanos muy jóvenes que están empujando fuerte para llevar la artesanía alimentaria en la excelencia y con una trayectoria profesional inmejorable.

– ¿Qué supone este reconocimiento tanto en el terreno profesional como en el personal?
– A nivel personal seguramente es una grata recompensa al trabajo bien hecho y al esfuerzo de 5 generaciones de panaderos de L’Espiga d’Or. Pero sinceramente creo que un reconocimiento de este tipo se tendría que repartir en mil pedazos y entregarlos a cada uno de los panaderos artesanos que luchan cada día por hacer un producto honesto, de calidad, y al mismo tiempo contribuyendo a hacer de este oficio ancestral un oficio de moda. El hecho de que por primera vez un panadero haya ganado este premio, es una buena muestra.

– ¿De qué manera influye la divulgación de tu trabajo a optar a cualquier distinción?
– Más que básica, la divulgación es imprescindible para fomentar la cultura del pan. Siempre digo que en este sector innovar significa recuperar las esencias del trabajo de nuestros abuelos, actualizándolas a las nuevas tendencias y tecnologías para perfeccionarlas y, por último, explicarlas al mundo. Si queremos devolver al pan al lugar que merece tenemos que abrir las puertas de nuestros obradores y compartir todo lo que hemos ido aprendiendo en él.

– ¿Qué ha significado para ti exponer y compartir tu conocimiento en PãstryRevolution?
– Enlazando con lo que hablábamos, uno de los ‘altavoces’ más calificados y reconocidos para difundir este conocimiento o innovación es PãstryRevolution. Lo creo sinceramente porque es un medio que busca la excelencia, tanto en los contenidos como en la parte artística o visual. Es un medio ideal para la innovación.

– ¿Cómo valoras la dedicación de jóvenes como tú a oficios artesanos?
– Hacer pan está de moda y es una moda que llega para quedarse. La gran culpa de todo la tienen las nuevas generaciones de panaderos, que han sabido dar una vuelta de tuerca más al oficio y actualizarlo, como decía, básicamente recuperando las esencias del pasado.

– ¿Por dónde pasa el futuro de la cultura del pan?
– Más allá de la parte de conocimiento o innovación, creo que es fundamental resaltar y dar importancia al pan como alimento, más allá de como comida. En otras palabras: el  buen pan artesano seguirá teniendo futuro si además de ofrecer un producto con unas grandes propiedades organolépticas, sabemos ofrecer y hablar de un producto con unos beneficios nutricionales de primera. Somos lo que comemos y el pan es la base de nuestra dieta.
la foto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies