Andreu Llargués, Presidente de CEOPAN y del Gremi de Flequers de la Província de Barcelona, y Jordi Morera Ranzania, de la panadería L´Espiga d´Or (Vilanova i La Geltrú), participaron en el programa Divendres de la TV3, en el que explicaron las características de un pan artesano. El programa invitó a ambos panaderos para que “en un tiempo en que se vende pan en todo tipo de establecimientos, el consumidor sepa que el pan de panadería es de una calidad superior y descubra cómo es el trabajo de los panaderos artesanos, así como las variedades de pan más actuales y curiosas”.

Jordi-Morera

Jordi Morera, que fue Premio 2012 al Mejor Artesano Innovador de la Generalitat de Catalunya, explicó que “todo el pan se come pero que no todo es alimentación” y reivindicó la oferta de panes que las panaderías artesanas ponen al alcance de los consumidores.

El joven panadero, que también es profesor en la Escuela del Gremi, llevó al programa diferentes especialidades de panes que aportan elementos nutritivos diferentes, tales como el pan de espelta, el pan de centeno, el pan de molde y el Pan de Payés Catalán de la IGP. Para explicar las diferencias que estos panes pueden tener con los hechos industrialmente, Morera apuntó que un pan de molde artesano no lleva conservantes, y que esto se puede comprobar porque pasados unos días produce moho, por la humedad natural de su molla, mientras que el hecho industrialmente “puede tener más de un mes y no sufrir ninguna variación”.

También explicó las características de un pan de centeno artesano el cual cuando se corta “ensucia el cuchillo”, por su miga que “es casi como un paté”. Llargués animó a los consumidores a ir a las panaderías artesanales, “donde encontrarán una caja de sorpresas cada día”.

El Presidente del Gremi de Flequers de la Província de Barcelona llevó al programa varias barras de pan adquiridas el mismo día en establecimientos no panaderos para que el público del programa Divendres comparara las características de estos panes industriales con un pan artesano que se había cocido a las siete de la mañana en su tienda. El presentador,Espartac Peran, dio a probar a un espectador los dos panes, y ambos coincidieron en que “no había punto de comparación” a favor del pan artesano.

Morera dijo que “el pan habla”, en el sentido de que un buen pan se mantiene crujiente y con aromas naturales. Didácticamente, el joven panadero de Vilanova i La Geltrú explicó que esto es fruto de las largas fermentaciones y de los procesos artesanos, y animó a los consumidores “a confiar en su panadero”.

El presidente del Gremi aprovechó también para mostrar las bolsas oficiales del Consejo Regulador de la IGP Pan de Payés Catalán, en las que obligatoriamente se entrega este pan al público y recordó que esta IGP es fruto del compromiso de los panaderos artesanos catalanes para ofrecer un producto de calidad y para preservar la identidad del pan más tradicional del país.

Tanto el presidente Llargués como Morera destacaron el esfuerzo en formación que hacen actualmente los panaderos artesanos para ofrecer unos panes de calidad y variedades. El máximo mandatario del Gremi destacó la prioridad que tiene toda institución en formación, con una escuela que se financia íntegramente con las aportaciones de los panaderos. “¿Se imagina que una facultad como la de Farmacia o la de Derecho estuvieran financiadas por la industria farmacéutica o los despachos de abogados? Pues esto es lo que hacemos los panaderos con nuestra escuela”, concluyó Llargués, quien recalcó que este esfuerzo en formación está llevando una revolución en el sector, pero también un cambio que está basado en la tradición.

fuente: CEOPAN

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies