Desde la publicación del Real Decreto sobre la declaración de alarma sanitaria en toda España el día 14 de marzo de 2020, se ha procedido al cese de la actividad en la mayoría de establecimientos comerciales, con excepción de los dedicados a la alimentación y otras actividades indispensables para la vida cotidiana de la población.

Desde entonces, la gran mayoría de los medios de comunicación se han fijado en la importancia del abastecimiento de pan a la población. Según esas noticias y experiencias recogidas en PãstryRevolution, vemos que la totalidad de las panaderías han mantenido su actividad, destacando los siguientes puntos:

  • Las ventas han aumentado, tanto para el consumo diario, como para congelar.
  • Las colas en la calle han mantenerse en orden y con la debida distancia de seguridad.
  • Se han cerrado las zonas de degustación, pero se mantiene la venta para llevar de elaboraciones y cafetería y otras bebidas.
  • Se ha limitado el número de clientes en el interior del establecimiento, generalmente al mismo que el de personal de venta.
  • Se han colocado marcas en el suelo, frente al mostrador, para mantener la distancia de seguridad (de 1,5 m).
  • Si es posible se ruega el pago con tarjeta. De esa forma se evita la manipulación de billetes y monedas, y su posterior desplazamiento al banco.
  • En algunos casos, si es posible, se utilizan mascarillas y guantes.
  • Algunas panaderías ofrecen el servicio a domicilio, especialmente para personas dependientes por enfermedad o edad avanzada.

A continuación, como ejemplo, reproducimos un par de reportajes publicados en la prensa diaria en la que se comenta la presencia de la panadería en la presente situación y, también, el comunicado de Hostelería de España que puede ser orientativo para algunos panaderos:

Galicia: Gran afluencia de clientes en las panaderías

Las panaderías, farmacias, kioscos y gasolineras registraron, en general, un mayor volumen de ventas

Tras el anuncio el viernes de la activación, por parte de la Xunta, del Plan de Emergencia de Galicia para contener el coronavirus, Ferrol despertó ayer, al igual que toda la comunidad gallega, con muchos establecimientos cerrados –como bares, restaurantes y cafeterías– y otros muchos que, por el contrario, tuvieron que hacer frente a una frenética actividad.

En este segundo grupos se incluyen los negocios que, según la mencionada declaración, pueden seguir abriendo sus puertas para atender las necesidades básicas de la población, como son los comercios minoristas de alimentación y productos de primera necesidad.

Fruterías, carnicerías, pescaderías, panaderías, farmacias, gasolineras, quioscos y tiendas de alimentación continúan, por el momento, atendiendo al público. Lo hacen, eso sí, extremando, en unos casos más que en otros, las medidas de prevención para no contribuir a la propagación del virus y proteger a la población, tanto clientes como trabajadores.

La panadería Pan Perlío, por ejemplo, dotó a todo su personal  de mascarillas. Además, en los cuatro despachos de los que dispone en Fene y Ferrol, estableció en el suelo una banda amarilla para delimitar la distancia de un metro que, según recomendación sanitaria, los clientes han de guardar en relación al mostrador.

Unos clientes, por cierto, que ayer hicieron especial acopio de pan. “La gente está llevando el doble de pan que otros días y también harina”, comentaba ayer Daniel Garrote, uno de los socios de la mencionada panadería.

También con las bolsas cargadas salía la gente ayer del mercado de Recimil. Susana Pérez, secretaria de la Asociación de Vendedores de la plaza del barrio ferrolano y propietaria de la pescadería “Pedro y Susana” destacó el gran ambiente registrado en el mercado no solo en la jornada de ayer, sino durante toda la semana. “Se ha vendido como no se hacía desde hace años”, aseguró. Ayer, en su puesto, a las 10.30 horas se quedó ya sin apenas producto. “Tuvimos material muy bueno y los precios no se dispararon; hubo gente que se llevó muchas piezas, para congelar”, explicó. “También recibimos encargos por teléfono e incluso los acercamos a casa”, añadió.

Los kioscos registraron asimismo bastante actividad durante toda la mañana. Algunos establecieron también medidas de prevención a través de la limitación de la presencia de personas en el interior del local. En otros, aseguraban que pese a tener previsto una menor venta de periódicos –debido a los locales y bares que ayer no los compraron al tener que permanecer cerrados– esta se mantuvo con la compra de ejemplares en el propio establecimiento.

También muy intensa se presentó la jornada en algunas gasolineras y, lógicamente, farmacias.

Fuente: Redacción de PãstryRevolution y Diaro de Ferrol.

Melilla: Un metro de distancia en panaderías frente a aglomeraciones en los supermercados

Las autoridades insisten en que el abastecimiento está garantizado y hay personas ya con guantes y mascarillas en colas y en los mercados

Los clientes de la panadería Mi Patria están siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias evitando aglomeraciones. En el interior de este establecimiento de alimentación solo hay un cliente y el resto está en una cola, estando las personas separadas por un metro de distancia y esperando sin mayores problemas. Pero esta imagen contrasta con las que se ha podido ver en las grandes superficies de alimentación esta mañana en Melilla, donde decenas de clientes esperaban a las puertas su apertura sin guardar distancia entre ellos y llenando el interior de los supermercados.

Supermercados llenos, posibilidad de contagio

De hecho, el consejero de Política Social, que tiene competencias de Salud Pública, Mohamed Mohamed Mohand, asegura en su cuenta de Twitter las siguientes indicaciones: el abastecimiento en supermercados y tiendas está garantizado; subraya que hay aglomeraciones en los supermercados y ahí también hay posibilidad de contagio; y añade que debemos actuar con responsabilidad.

También desde la Delegación del Gobierno de Melilla se ha enviado un mensaje solicitando calma y tranquilidad a los melillenses.

“El abastecimiento de los supermercados de Melilla está garantizado. Por ello, hace un llamamiento a la calma a la ciudadanía y pide que se acuda a los mismos de forma progresiva a lo largo de los próximos días, evitando así aglomeraciones y situaciones de riesgo”, subraya la Delegación del Gobierno.

En este sentido, las autoridades insisten en que el peligro de contagio está en las aglomeraciones.

En el Mercado Central de Abastos había clientes que se tapaban la boca con pañuelos, otros con mascarillas. También los trabajadores de estas instalaciones cubrían sus manos con guantes y sus bocas y nariz con mascarillas.

Fuente del texto: El Faro de Melilla.

Comunicado de prensa de Hostelería de España

Tras las medidas aprobadas en el Consejo de Ministros del 17 de marzo

  • Solicitamos medidas de tipo fiscal y administrativo con carácter de urgencia para facilitar la subsistencia de los negocios hosteleros.
  • Pese a que la flexibilización de los ERTES y el anuncio de la garantía de liquidez de las empresas por parte del Gobierno ayudarán al tejido empresarial, se hacen necesarias más medidas.

(Madrid, 18 de marzo de 2020).- En HOSTELERÍA DE ESPAÑA somos conscientes de la delicada situación por la que está atravesando el país, con el consiguiente efecto negativo que la pandemia del coronavirus está teniendo en el tejido empresarial. En línea con nuestro compromiso con la sociedad y como sector fundamental en nuestra cultura y forma de relacionarnos, punto de encuentro y socialización, factores que sin duda recuperaremos con el esfuerzo de todos, apelamos a la sensibilidad y responsabilidad del Gobierno para paliar al máximo los efectos tan devastadores que esta crisis está ocasionando.

Por ello, desde HOSTELERÍA DE ESPAÑA consideramos insuficiente el paquete de medidas económicas anunciadas por el presidente del Gobierno para paliar los efectos del coronavirus. Reconocemos el esfuerzo del Gobierno de España para frenar los efectos económicos de esta pandemia al movilizar hasta 200.000 millones de euros. Además, creemos que medidas como la flexibilización de los ERTES y las destinadas a garantizar la liquidez de las empresas ayudarán, sin duda, al conjunto del tejido empresarial. Sin embargo, se hace necesario adoptar más medidas para evitar la quiebra de los más de 300.000 negocios hosteleros que tenemos en nuestro país.

El 95 % de los negocios hosteleros tienen menos de diez empleados en plantilla y de ellos el 45 % no cuenta con trabajadores, por lo que un elevado porcentaje de estos negocios depende exclusivamente de los autónomos. Teniendo en cuenta el perjuicio que está ocasionando la crisis del coronavirus a los autónomos de nuestro sector, consideramos necesaria la suspensión de la cotización de los autónomos de hostelería.

Además, reivindicamos la suspensión de cualquier obligación de pago de los establecimientos hosteleros a las administraciones, como son el pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y resto de impuestos municipales como pueden ser los impuestos de las terrazas. Por ello, extendemos nuestras reivindicaciones a otros ámbitos administrativos, como los Ayuntamientos y las comunidades autónomas, quienes tienen competencia directa en este tipo de impuestos.

También se hace necesaria la supresión de todas las tasas e impuestos en todos los suministros de energía. Por otro lado, para evitar la desaparición de los negocios, es necesaria la renegociación de pólizas y una financiación bancaria con mayor flexibilidad.

Asimismo, solicitamos la suspensión de las obligaciones económicas de los establecimientos hosteleros con los arrendadores de sus negocios, puesto que éstos no están en su normal funcionamiento, tal y como ya ha anunciado el presidente francés que hará en su país.

En HOSTELERÍA DE ESPAÑA apelamos una vez más a la sensibilidad del gobierno español y pedimos que tenga en cuenta la situación a la que se enfrentan los negocios hosteleros españoles, los cuales dan empleo a más de 1,2 millones de trabajadores en el conjunto del sector de la restauración.

Descarga al dossier de prensa de HOSTELERÍA DE ESPAÑA aquí.

Fuente de la imagen de cabecera: El País. Fuente de las imágenes: Jorge Meis y Elena Campoy.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies