La pastelería Leku Ona de Mungia se prepara para hacer un bollo de mantequilla gigante con motivo de su 50 aniversario.

Este establecimiento que acaba de cumplir 50 años de vida va a celebrar su aniversario elaborando un bollo de mantequilla gigante que abarcará los 180 metros que se repartirán en tres hileras sobre una enorme mesa de 60 metros. Será el miércoles que viene cuando esta pastelería montará este súper bollo a lo largo de la calle Butroi, frente a la tienda, pero los preparativos llevan en marcha días.

Corría el año 1962 cuando Antonia Landaluze y Miguel Markaida fundaron este establecimiento en Mungia. Hoy, es su hijo, Miguel Ángel Markaida (en la foto) el maestro pastelero que está al frente del negocio junto a su mujer, Mari Cepeda. Podrían citarse las mil y un delicias que cada día salen del obrador de Leku Ona, pero sin duda, el bollo de mantequilla es el dulce estrella de esta pastelería. Así que, Miguel Ángel y Mari quieren celebrar esta destacada efeméride con la elaboración de una enorme pieza de bollería que repartirán gratuitamente entre aquellos que acudan a la calle Butroi el miércoles a partir de las 17.00 horas. «Es algo que quiero hacer por este 50 aniversario. Es un detalle que quiero tener con el pueblo de Mungia, que me ha dado lo que tengo», subraya Miguel Ángel. Así, serán 3.600 las raciones que se repartirán ese día. Ahí queda eso…

Para dar forma a este enorme bollo, esta pastelería elaborará 300 piezas de unos 60 centímetros cada una que el mismo miércoles se unirán una tras otra hasta sumar los 180 metros de dulce y esponjoso bollo. Hace ya unos días que Miguel Ángel trabaja haciendo muestras para ver cómo quedan estas piezas, pero el trabajo más intenso se iniciará a partir de mañana. «Después del sukalki empezamos a trabajar de lleno», explica este maestro pastelero, que destaca el quehacer extra que supone este reto. «Hay que mantener la labor normal del día a día y además trabajar en el bollo. Hoy sábado ya empezaremos con la masa para ponerla luego a fermentar», señala. «La víspera por la tarde, y el mismo miércoles por la mañana, se harán los bollos», añade. «Una vez que se enfríen será momento de rellenarlos con mantequilla», resalta. Así que, las cuatro personas que habitualmente trabajan en el obrador se emplearán a fondo estas jornadas, y el miércoles, el día D, en torno a la docena de pasteleros procedentes de toda Bizkaia acudirán a Mungia para ayudar a Miguel Ángel a rellenar las piezas y a cortar el bollo.

Las cifras relativa a los ingredientes para elaborar este pedazo de bollo asustan: 120 kilos de harina, 50 kilos de mantequilla, 300 huevos, 60 kilos de azúcar, 40 litros de leche… Todo ello acompañado de 250 litros de chocolate a la taza que también se repartirán para acompañar el dulce. «Y la calidad será la de nuestros bollos de siempre», enfatiza Miguel Ángel.

Ahora, desde Leku Ona se esmeran en este reto. «La gente está ilusionada. Esperamos poder cumplir con todo el mundo», señala Jone, la hija de Miguel Ángel y Mari, que también trabaja en Leku Ona junto a su marido, Víctor. «A mí me da más miedo la aglomeración de ese día que lo que es la preparación del bollo», confiesa Miguel Ángel. «¡El que llegue tarde y se quede sin nada tendrá que esperar a la celebración del centenario!», concluye bromeando.

Bibliografía relacionada: Curso de Formulación Completa en Pastelería de Santiago Pérez. Antes: 30,50€. Ahora: 10€.

fuente: Deia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies