La historia del Tritordeum está fuertemente unida a la investigación española. Este cereal, cuyo padre es el trigo duro (Triticum durum) y cuya madre es una cebada silvestre originaria de Chile y Argentina (Hordeum chilense), empezó como una investigación científica sin aspiraciones comerciales. Años más tarde se convertiría en el primer cereal de nueva creación que llega a consumo humano. Todo un hito del que sentirnos orgullosos.

El Tritordeum fue desarrollado hace más de 30 años por un equipo de investigadores del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS) de Córdoba, un centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Este equipo, liderado por el profesor Antonio Martín, trabajaba en la búsqueda de un trigo con una mayor resistencia al calor y la sequía. De forma casual –sin manipulación genética – dieron con un nuevo cultivo cerealista con propiedades muy beneficiosas para la salud y de bajo impacto medioambiental. Desde el primer momento, se observó que Tritordeum tenía un número de cualidades muy atractivas, tales como espigas grandes, semillas llenas, y alto contenido proteico.

Curiosamente la combinación de trigo y cebada nunca había dado fruto y no fue hasta 1977 cuando se logró romper esa barrera. Concretamente, al optar por Hordeum chilense, una cebada silvestre originaria de Sudamérica que crece en una gran variedad de ambientes.

En los 90 se puso en marcha un programa de mejora clásico, con el objetivo de seleccionar mediante técnicas tradicionales aquellas variedades con mejor aprovechamiento del agua, mejor calidad panadera, más resistentes a las enfermedades, etc. Previamente hicieron falta hasta cinco expediciones hasta Chile y Argentina, donde se recogieron diferentes muestras de esta cebada silvestre que crecía tanto en la alta montaña como en las zonas de costa. Juan Ballesteros y Cristóbal Martínez, investigadores del proyecto, fueron los encargados de recorrer la Patagonia, la cordillera de los Andes, etc.

A día de hoy, el Tritordeum es un cereal robusto y con buena resistencia a enfermedades, a la sequía y a las altas temperaturas. Es decir, es un cereal bien preparado frente al cambio climático. Por esa razón, varios de estos investigadores se unieron en 2006 creando Agrasys para hacer posible lo que hoy ya es una realidad: llevar el Tritordeum al mercado.

Así es como surgió Tritordeum. Aunque su nombre puede resultar un tanto complicado de pronunciar, esta alternativa al trigo tiene un largo recorrido por delante y no ha hecho más que empezar.

 tritordeum_1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Brioche de Tritordeum. Étienne Vassiliadis, Agrasys.

De origen francés, esta elaboración presente desde la Edad Media es muy apreciada en el mundo entero por su forma y su textura tan suave. El Tritordeum da un dulzor y un color a este tipo de masas dulces que no deja indiferente a nadie.

 

Para 5 kg

 

Ingredientes

5 kg de harina de Tritordeum

2,4 kg de agua

125 g de sal

300 g de levadura

500 g de mantequilla

500 g de huevos

400 g de azúcar

50 g de mejorante sin aditivos

 

Proceso

Amasado: Introducir todos los ingredientes, excepto la mantequilla, y amasar a velocidad lenta durante 4 minutos. Transcurrido este tiempo, añadir la mantequilla a trozos y amasar a la misma velocidad durante 4 minutos más. A continuación, acabar de amasar a velocidad rápida durante 2 minutos y controlar que la temperatura de la masa esté entre 24 y 26 ºC al final del amasado.

Reposo: Dejar reposar durante 10 minutos a temperatura ambiente. Transcurrido este tiempo, dividir la masa en porciones de 500 gramos y preformar en bola. Dejar reposar los pastones durante 10 minutos y, a continuación, formarlos de la manera deseada (bola, trenza, molde…). Dejar fermentar en cámara a 27 ºC y 70 % de humedad relativa durante 70 minutos.

Decoración: Pintar las piezas fermentadas con huevo líquido batido. Decorar al gusto con azúcar en grano o pepitas de chocolate, por ejemplo.

Horneado: Cocer con el tiro cerrado a 185 ºC durante 25 minutos aproximadamente, con 3 segundos de vapor al inicio de cocción. Abrir el tiro del horno los últimos 3 minutos de cocción.

Para enriquecer la receta, se pueden añadir inclusiones en la masa como frutos secos o confitados, y también se puede sustituir un 5 % de agua por leche.

 tritordeum-2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Información:

tritordeum.com

info@tritordeum.com

 

Fuente de las imágenes: Agrasys

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies