Foto_jordi_arolas_pastryrevolution“Nuestras instalaciones permiten afrontar con tranquilidad operaciones en países lejanos”

Este 2013 ha sido el de mayor aumento de la presencia internacional de KOMA y sus filiales, tanto por la asistencia a ferias en todo el mundo (Japón, China, EEUU, Alemania, Países Bajos, Bélgica, Francia, Dubái, Ucrania, Rusia, Austria y Polonia) como por el desarrollo de estos mercados con instalaciones artesanales e industriales.

La filial española ELKOMA también ha tenido un aumento en sus ventas al exterior, donde todos los equipos KOMA tienen un alto valor añadido y son muy apreciados en Portugal, Colombia, Venezuela y México, por ejemplo.
Nos hemos reunido con el Gerente de KOMA en España, Jordi Arolas, para poder hablar de la crisis que tiene el sector, sus consecuencias y sus salidas.

 

¿Cómo está el mercado español?

Llevamos ya unos años de crisis muy fuerte en el sector de la maquinaria para la industria pastelera y panadera por la bajada del consumo y la aparición de competencia desleal, sobre todo cuando tu producto es de alta gama. A ello hay que unir la disminución preocupante del crédito, la dificultad de acceder al poco que hay y a unos intereses desmesurados… Tenemos el marco idóneo para el cierre masivo de empresas comercializadoras y fabricantes.

¿Por qué hay empresas que siguen aguantando cuando la demanda es casi nula?

Sin duda el secreto está en tener una empresa saneada, que no necesite de crédito para subsistir, con poco personal y bien gestionada controlando todos los gastos.

¿Cómo es el perfil del comprador en estos momentos?

El comprador de maquinaria en estos momentos está en la cúspide de la pirámide. Como decimos vulgarmente “tiene la sartén por el mango” y siempre encuentra a alguien necesitado que acaba vendiendo por el precio que sea haciendo un flaco favor al sector. Esas prácticas desvirtúan el mercado y los precios.

¿Qué ha cambiado desde comienzos de la crisis?

Sin duda ha habido una limpieza de empresas y profesionales que se dedicaban al sector de la maquinaria y no siempre con prácticas comerciales digamos “claras”.
Creo que ahora es el momento para tomar estas decisiones de compra e inversión que se han ido postergando en el tiempo y tomar posiciones de ventaja frente a la competencia.

¿Esta crisis ha sido positiva en algún aspecto?

Creo que sí. Quién no ha racionalizado gastos, quién no ha estirado el presupuesto hasta límites insospechados, quién no controla más sus compras y pagos, quién no ha tenido que agudizar el ingenio para ir sobreviviendo. Entramos en una espiral de consumir por consumir que no volverá.

¿Cómo ha salvado ELKOMA esta etapa?

La internacionalización de nuestra empresa ha sido sin duda el factor determinante. Somos una pequeña filial que ha tenido que afrontar grandes retos. La suerte es que contamos con uno de los mejores productos del sector avalado por todos nuestros clientes y no clientes. La confianza que nos da la calidad y la profesionalidad de nuestras instalaciones nos permiten afrontar operaciones en países lejanos (Sudamérica y América Central) con total tranquilidad que de otra manera sería imposible ni plantearlo. El servicio y la tranquilidad que les dan nuestros productos es una ventaja a la hora de vender. El mercado sudamericano ha sido maltratado por empresas europeas que se han dedicado a vender sin dar luego el servicio prometido. Esto les hace reacios a volver a confiar. Por ello una empresa como KOMA, con más de 80 años de experiencia en el sector, les da esa confianza perdida.

¿Qué ventajas tienen estos mercados?

En primer lugar no tienen crisis ni falta de crédito ni consumo como aquí. Son mercados con mucha población que cada día consume toneladas de alimentos de panadería y pastelería ya que es una parte importante de su alimentación. Por tanto necesitan modernizar sus obradores con maquinaria fiable para fabricar toda esta producción. Ahí es donde entramos los fabricantes de maquinaria para aconsejarles.

¿Se ha acabado por fin la crisis?

Hay que seguir aguantando todavía un año más. El que haya hecho los deberes y se haya preparado saldrá con posiciones de ventaja frente a sus competidores y ahora es un buen momento para ello. Entiendo que si no nos animamos el golpe va a ser mucho peor pero tampoco podemos creer que todo haya pasado. Se nota cierta inquietud en el mercado: más demanda de información que, aunque no se traduce en venta, sí da sensación de que la gente quiere despertar de este largo periodo de letargo.

 

www.elkoma.com

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies