Bizkarra ha realizado una auténtica reconstruido del antiguo estadio de San Mamés, pero con forma y fondo de tarta de alta costura. La dulce creación se sirvió como postre y colofón de la celebración de los 25 años de Ángel María Villar como presidente de la Real Federación Española de Fútbol. Un acto al que asistió el presidente de la UEFA, Michel Platini, junto con otros muchos ilustres invitados.

Medios 2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para esta señalada ocasión, como no podía ser de otra manera, Bizkarra elaboró una tarta de campeonato; toda una “bilbainada”. Nada más y nada menos que 70 kilos de bizcocho, relleno y cobertura pensada para 300 comensales y con unas medidas de casi un metro de ancho, 75 cm de fondo y 40 cm de alto.

La tarta estaba elaborada con dos tipos de bizcocho para lograr los colores del equipo (red velvet y de vainilla) y completaba los sabores con tres rellenos diferentes (chocolate, dulce de leche y butter cream de limón) para dar más variedad. Estos se mezclaban en distintas combinaciones y en distintas zonas de la tarta, de esta forma cada grada del campo sabía diferente.

Para el desplazamiento desde Bizkarra organizaron una pequeña comitiva que se desplazó hasta el restaurante donde se iba a celebrar el evento. “Toda una prueba para nuestros nervios” señala Eduardo Bizkarra, gerente de la firma, “pero llegó intacta”.

La elaboración se ha realizado a partir de muchas imágenes del campo, pero ha hecho falta recurrir a una maqueta del campo a escala para visualizar las proporciones reales. Al tratarse de una tarta de unas dimensiones tan importantes se construyó una estructura inicial para generar las gradas del estadio, apoyar las diferentes partes del bizcocho y dar firmeza al conjunto. Todo el proceso implicó 10 días de trabajo. “Estamos muy contentos de cómo ha quedado, no solo el aspecto sino que estaba riquísima y gustó mucho” destaca Eduardo.

La tarta estaba llena de detalles, destacando en un lado el motivo de la celebración. El césped, las líneas del campo e incluso las porterías. Y por supuesto no podía faltar, el arco, el mítico arco de San Mamés. Eso sí en madera en vez de en metal, porque el arte pastelero también necesita de alguna licencia creativa.

www.bizkarra.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies