Ambos son jóvenes, están sobradamente preparados, abanderan sus propios negocios y forman parte del plantel de colaboradores de PãstryRevolution. Bajo estas premisas, el pastelero Josep Maria Rodríguez y el panadero Jordi Morera han sido distinguidos con el premio al Mejor Joven Artesano Innovador que reconoce el departamento de Agricultura de la Generalitat de Cataluña. Los dos profesionales, referentes indiscutibles en el mundo de la pastelería y la panadería respectivamente, han quedado empatados a puntos en la votación que año tras año desde 2003 decide a un único premiado, que recibe una dotación de 3.000 euros.

Josep Maria Rodriguez

Josep Maria Rodriguez

JORDI-MORERA

Jordi Morera

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La importancia de este reconocimiento radica en destacar el papel revelación y a su vez revolucionario de emprendedores que consiguen prosperar e innovar con su trabajo artesanal, en ocasiones incluso fuera de nuestras propias fronteras. Un orgullo para ambos, tal y como ellos mismos interpretan el hecho de recibir este premio. En el caso de Morera, la distinción es aún más especial puesto que es la primera vez que un panadero alcanza el primer puesto tras la valoración final de candidatos. De hecho, en las últimas ediciones han sido otros jóvenes pasteleros –como Jordi Costa o Eugeni Muñoz- los destinatarios del premio.

El premio que ahora reciben Josep maria Rodríguez y Jordi Morera reconoce asimismo que ambos impriman actuaciones innovadoras y de mejora en la calidad y la comercialización de productos artesanos alimentarios.

Josep Maria Rodríguez es un pastelero hecho a sí mismo. Forjado en las mejores firmas del sector y en algunos de los restaurantes más vanguardistas de España, se presentó en equipo al Campeonato del Mundo de Pastelería de 2011 en Lyon y lo ganó. La hazaña y un posterior y reflexivo viaje a caballo entre Francia y Japón sirvieron para que finalmente se decidiera, con el apoyo incondicional y necesario de su familia, a crear su propia marca. La Pastisseria cuenta ya con dos establecimientos en Barcelona y no descarta ni ampliar el negocio ni diversificar su oferta gastronómica. El libro Sweetology, editado por Montagud Editores, representa la antología de toda su obra y ejemplifica el carácter rompedor e innovador que ha supuesto la irrupción de este pastelero en el panorama actual. Señas de identidad avaladas ahora con este nuevo premio.

Por su parte, Jordi Morera lleva la panadería tradicional en la sangre. Pese a dirigir inicialmente sus estudios a las ciencias empresariales y la informática, al final se dedicó de lleno a la panadería para seguir el impulso de sus raíces y continuar la saga iniciada en 1888 en Vilanova i la Geltrú (Barcelona). Combina con maestría el oficio artesanal con la gestión del negocio familiar La Espiga d’Or, tal y como desde PãstryRevolution mostramos ya en el número 5 de la publicación correspondiente a Enero-Febrero de 2014.

De parte de todos los que hacemos PãstryRevolution, que ha acogido y mostrado el pensamiento y el talento de ambos, nuestra más sincera felicitación a estos dos profesionales. Justamente ambos resaltan el papel determinante que ha supuesto la publicación en esta revista de sus diferentes creaciones a lo largo de diferentes números. “PãstryRevolution es uno de los altavoces más calificados y reconocidos para difundir el conocimiento y la innovación en el sector. Lo creo sinceramente porque es un medio que busca la excelencia”, asevera Jordi Morera. Por su parte, Josep María Rodríguez apunta que la revista “ha sido la herramienta perfecta y el medio para poder enseñar a todos los profesionales del sector mi trabajo”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies