El sabor illy posee un matiz dulce que se percibe de inmediato. Su cuerpo rico y fascinante se siente en el paladar con una sensación táctil de puro placer. Igual que en una sinfonía, la composición musical varía y se enriquece gracias a los solistas con tonos de flores, fruta, caramelo, pan tostado, chocolate, almendras y miel. Todos estos tonos se juntan suavemente en una sensación final dulce; incluso para aquellos que prefieren el café solo.

El inconfundible sabor y aroma, siempre el mismo en cada taza y en cada lugar del mundo, es el resultado de la sabia mezcla de las mejores variedades de café Arabica, procedentes de países productores en América del Sur, América Central, India, África y China.

ILLY

Gracias a la pasión y la fascinación por la calidad que ha guiado a la compañía durante 80 años, y que se muestra en cada fase de su actividad, del grano a la taza, en el café illy se encuentra más de 1000 componentes aromáticos.

Para preservar todos los aromas del café, en 1934 illy inventó la lata presurizada, que mantiene la fragancia intacta a largo plazo, y al mismo tiempo proporciona un sabor redondo, dulce e intenso. Para asegurarse del todo de que sólo los mejores cafés entran en la mezcla illy, sus laboratorios han estudiado todas sus características desde muchos puntos de vista (química, biología, tecnología y fisiología) en su División de Investigación e Innovación reconocida en todo el mundo como uno de los centros de excelencia.

Para impedir que ni siquiera un solo grano pueda alterar el sabor de su mezcla, illy los controla uno por uno, a través de un sistema de selección electrónica que procesa cientos de granos por segundo. Lo que es más importante, cada lote de producto se pasa por 125 controles y 8 catas sensoriales.

Para obtener los mejores granos que la naturaleza pueda ofrecer, illycaffè los adquiere directamente a los cultivadores, sin intermediarios, tras haberles formado para producir café de calidad respetando el medio ambiente, y les reconoce las ganancias apropiadas a la calidad producida.

illycaffè ha hecho de la ética y la calidad sus valores centrales.

Hoy en día la ética forma parte del concepto de sostenibilidad de todas las empresas, e igual que entonces es un valor crucial para illy, un valor que está presente en su misión: producir el mejor café que la naturaleza pueda ofrecer.

Es por ello que en 2011, como primera de las empresas de café en todo el mundo, illycaffè obtuvo la certificación “Responsible Supply Chain Process” otorgada por la DNV  Business Assurance, el organismo de certificación líder en el mercado que pone al centro de la sostenibilidad la calidad del café y la creación de valor para todas las partes implicadas, con atención especial a las fases de crecimiento y selección del café verde que illy adquiere directamente de 15 países y 40 áreas de producción.

El enfoque exclusivo y único de illycaffè a la sostenibilidad se basa en tres pilares: selección y relaciones laborales directas con los mejores productores de café Arabica; transferencia de conocimientos y formación para la producción de calidad respetando el medio ambiente; remuneración por la calidad producida, y el compromiso de proporcionar beneficios en cualquier circunstancia, para que su producción sea sostenible.

 

Aplicaciones gastronómicas

En base a la investigación y a la innovación, dos imperativos comunes en el trabajo de Josean Alija, chef del restaurante Nerua, illy propuso al cocinero bilbaíno profundizar sobre las aplicaciones gastronómicas del café. En una primera aproximación, Alija identificó las cualidades y características específicas de la mezcla de café illy 100% Arábica, apuntando posibles elaboraciones para potenciarlas, otorgando al café un protagonismo relevante en el marco de la cocina  esencial.

A lo largo de su colaboración con illycaffè, Josean Alija propuso un viaje por los sentidos abordando el café en su estado puro, el café verde, con el fin de explicar mejor toda su trasformación. Mediante una Infusión de café verde con brotes de guisante descubría muchos de los aromas presentes en el café, como la patata, el espárrago blanco, el pimiento verde, la menta clavo, la vainilla y la fruta, entre otros. En la divulgación de los frutos de su trabajo con illy, Josean Alija habla del café espresso como la transformación del café verde, demostrando que el tueste es un multiplicador de los aromas, algo que le ha permitido entender mejor el café. El chef se refiere también al espresso como una emulsión de aceites en agua caliente. El café, en definitiva, nos seduce por su aspecto, por su olor, por su gusto pero, sobre todo, por la sensación o el recuerdo que nos deja en la boca y la nariz. Su retrogusto representa una complejidad absoluta de aromas y un equilibrio perfecto de sabores, perfectamente aplicable a la alta cocina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies