zumos_interiorHay muchas maneras de combatir los meses de calor. La gastronomía nos acerca todo un mundo de variedades heladas o granizadas, incluso a veces, tan sólo refrescantes. Ahí es donde encuentran su lugar los zumos. Bebidas que encantan a los más pequeños y que aportan todos los nutrientes de la fruta. Pero, ¿cuáles son los más apropiados para el verano?

Durante esta época, el sol ataca sin control las pieles más sensibles. Para protegerse de estos efectos nocivos lo más adecuado es la vitamina A y el Betacaroteno. Son antioxidantes que se pueden encontrar en los jugos de zanahoria o de tomate. Resultan zumos digestivos muy completos en nutrientes, aunque a simple vista puede parecer poco atractivo para los niños. Se pueden añadir otros frutos con propiedades antioxidantes como las cerezas, los albaricoques, el melón o los melocotones.

El tradicional zumo matutino de naranja es especialmente adecuado para los días de verano. Además de vitamina C, la naranja tiene una función antioxidante que reduce las arrugas de la piel y favorece la síntesis del colágeno. La mayoría de las frutas llevan vitamina C, aunque el kiwi y los frutos rojos son los que aportan una mayor cantidad. El zumo de estos frutos, especialmente de arándano rojo, está indicado para aliviar los síntomas de la infección de orina. En verano, esta enfermedad aumenta, ya que se suele llevar el bañador mojado.

Consumir líquidos en las épocas calurosas previene la deshidratación, consecuencia de la exposición solar a la que los niños y los mayores son especialmente vulnerables. Los zumos de fruta pueden convertirse en los mejores aliados, ya que aportan energía y reducen el riesgo de insolación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies