Por Álvaro Morente. Quienes cuidan sus elaboraciones saben que no hay nada como trabajar con las mejores calidades. Son cocineros que subrayan el valor del cuidado de la materia prima de la cual debe salir un plato. Bruno Lombán lo sabe bien. La leche es su fetiche. Fresca y recién ordeñada. Y aunque pueda sonar un tanto peculiar, ha sabido sacar partido de ella en su restaurante asturiano Quince Nudos (Ribadesella).

Tras un riguroso proceso de pasteurización, Lombán usa en sus platos la leche de su proveedor local. Leche sin conservantes ni aditivos de ningún tipo de vacas asturianas libres de estrés, alimentadas a la vieja usanza con forrajes y pastos. 100% natural. Como él. Platos dulces y salados salen de su producto estrella para confeccionar una propuesta gastronómica de altura.

Entre la oferta de Quince Nudos destaca su arroz con leche. Sutil, sorprendente y al estilo de la abuela. En los dos años de vida del restaurante los arroces siempre han tenido un peso importante dentro de la carta. Con la incorporación de la leche en la lista de los productos favoritos, Lombán disfruta como un enano elaborando postres que parten de ambas niñas de sus ojos.

TEMPURA_CASTAÑAS

Postre de tempura de castañas con churro hilado y chocolate caliente, de Quince Nudos.

OTROS POSTRES DE LECHE


[btn link=”http://www.pastryrevolution.es/cocina-dulce/un-postre-de-noma-el-mejor-restaurante-del-mundo/” size=”size-m” target=”_blank”]Mousse de leche y granizado de acedera, by René Redzepi[/btn] [btn link=”http://www.pastryrevolution.es/cocina-dulce/un-postre-de-noma-el-mejor-restaurante-del-mundo/” size=”size-m” target=”_blank”]Fresa y helado de tres leches, by Albert Adrià[/btn]

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies