carlota_claver

Es una vieja conocida en la ciudad. Una cocinera y emprendedora constante. De ahí también su nueva propuesta. La más personal. Carlota Claver acaba de reconvertir el otrora Alba París en el local que ahora lleva su nombre. Y su estilo. Tanto en la carta como en la disposición de espacios y la decoración del mismo.

Su amplio horario de apertura con servicio ininterrumpido de cocina propicia que Carlota apueste también por los desayunos y las meriendas en su restaurante. Siempre bajo la premisa de la factura propia, la cocinera y sumiller oferta a sus clientes repostería y pastelería caseras en elaboraciones que resiguen el patrón de la receta clásica pero que renuevan las tradicionales combinaciones de sabores y aligeran su sabor. Dos claros ejemplos son tanto sus madalenas de chocolate negro y de chocolate blanco con té verde o su interpretación en tarta del muësli. Elaboraciones rotundas y redondas en ambos casos. Toda su carta dulce se puede degustar a cualquier hora del día puesto que permanece en exposición (protegida) a lo largo de cada jornada. Dispuestos todos los pasteles y bollos –también específicos para celíacos- junto a la entrada constituyen el mejor escaparate y a la vez el mejor reclamo para dejarse tentar por Carlota.

Carlota. París, 168. Barcelona.

pastel_carlota_1 pastel_carlota_2

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies