Fotos: Facebook Teresa Gutiérrez

Fotos: Facebook Teresa Gutiérrez

10621360_615579305227045_1218127786_o

Por Marta Hortelano. Teresa Gutiérrez es una de las cocineras con más proyección del panorama actual y desde su restaurante Azafrán, en Villarrobledo, homenajea y revisa a diario la cocina manchega más tradicional para adaptarla a los nuevos tiempos. Pero, Teresa es además, una amante de la repostería y activa usuaria de redes sociales. No duda en compartir sus secretos de cocina con sus seguidores, pero también deja ver su lado más sensible desde su blog, en la web del restaurante. Y esta semana ha decidido hacernos partícipes de la historia de uno de los postres que nunca faltan en la carta de su restaurante. De hecho, siempre lo lleva con ella incluso cuando colabora con otros locales de cocineros amigos. Se llama Alba y es la historia de un postre que va más allá de un dulce. Es un homenaje comestible a su amiga del alma, fallecida el pasado verano. Gracias a Teresa, Alba siempre tendrá un lugar en el corazón de todos los que pasan a diario por su cocina. Una manera de mantener vivo el recuerdo de una amistad inolvidable.

El postre Alba no siempre lleva los mismos ingredientes, ya que Teresa quiere que el producto sea lo más fresco y de temporada posible.  No obstante, la base sí es siempre la misma: yogur, vainilla y tartar de melón. Ahora, el postre lo elabora con sopa de lima y hierbabuena y un granizado de fresa y cereza. Aquí os dejamos su historia y la receta.

 

Alba es tal y como lo describo, un dulce que está en el cielo.

¿Algunos habéis tenido un diario en vuestra adolescencia? yo recuerdo que desde los 11 años escribía cartas interminables (y los folios por las dos caras) prácticamente todas las semanas, donde contaba absolutamente todo lo que me pasaba, al igual que ella hacía conmigo. Podría decir que Alba fue mi diario y yo el suyo. Desde Alcañiz a Villarrobledo y viceversa, el cartero debía saber nuestras direcciones de memoria.

El recuerdo de haber sido nuestras psicólogas en la distancia nunca se olvida, yo nunca lo olvidaré, desde luego.

Ya no se lleva lo de los amigos por correspondencia, (debo ser de las pocas personas que aún envía cartas con sobre, sello y escritas a mano) pero la ilusión que sentía cuando mi padre me daba estas carta era una sensación muy bonita.

Aunque con los años perdimos ese contacto “por escrito” (internet y los móviles no tienen ese romanticismo) varias veces estuve en Alcañiz, y en Zaragoza donde ella estudiaba,  y ella en Villarrobledo con Roberto, su chico.

El 4 de Agosto de este año la felicité como todos los años, esos cumpleaños que nunca se te olvidan (y yo soy muy despistada) y ella me dijo que estaba pasando un día alucinante y rodeada de su gente. Yo sabía que estaba enferma pero me negaba a sacar ese tema. Una semana después de eso, leí una carta preciosa que le escribió Roberto en su perfil, una carta enviada al cielo…

Entre miles de lágrimas sólo se me ocurría hacerte un homenaje de despedida con algo que me encanta y a ti también, un postre.

Me queda la pena de que nunca lo vayas a probar y que quizá no es tan bonito como mereces, pero es para tí!! ….de corazón.

 

 

 

“Alba” un dulce en el cielo

Merengue se Sandía:

Ingredientes:

400 gramos de sandía

3 gramos de Xantana

35 gramos de albúmina en polvo

400 gramos de azúcar lustre

Elaboración: Triturar en Themomix la sandía con la Xantana y la albúmina. Montar 5 minutos con barillas y añadir poco a poco el azúcar, hasta que triplique el volumen. Reservar en congelador.

 

Sopa de lima fresca:

Ingredientes:

500 ml de agua

300 gramos de azúcar

Ralladura de 2 limas

Elaboración: Hervir agua y azúcar 10 minutos. Dejar enfriar y una vez frio añadir la ralladura de las limas.

 

Otros ingredientes:

Sandía natural

Melón natural

Yogurt griego sin azúcar

Helado de vainilla bourbon

limas frescas

peta zeta crispies

Flores para decorar

 

Montaje: Poner  en el centro de un plato hondo una cucharada de yogurt griego, Encima del yogurt colocar melón y sandía cortado en cubos de 3x3mm aprox. Encima colocar un poco de helado de vainilla. Cubrir con una cucharada de merengue de sandía. Salsear alrededor con la sopa de lima. Terminar con peta zeta encima del merengue, una flor para decorar y un toque de ralladura de lima fresca.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies