Sami Bouattour ha obtenido el Gran Premio de la mejor baguette que organiza el Ayuntamiento de París. Y si se trata de la mejor baguette de París, lo sea probablemente del mundo. De este modo, Bouattour será el panadero del presidente Macron.

“¿La baguette que he comprado es la misma que la del presidente?”. Ésta es la pregunta más manida en la fila que desde hace unos días se forma frente a la panadería de Sami Bouattour. A sus 50 años ha ganado el Gran Premio de la baguette de París organizado por el ayuntamiento, convirtiéndose en el panadero oficial de El Elíseo ofreciendo 10 baguettes diarias. Bouattour acumula tan sólo 6 años de experiencia como panadero. “Como le pasa a Macron yo también soy algo novato en el oficio” declaró. Tras regentar un restaurante parisino con 70 empleados y una cifra de negocios de 7 millones de euros anuales, ¿quién le iba a decir que iba a acabar siendo el panadero de Emmanuel Macron?

Bouattour tuvo que competir con los mejores artesanos del pan en París.
Las reglas son estrictas:
• La baguette perfecta debe medir entre 55 y 70 cm.
• Debe pesar entre 250 y 300 gramos.

• Su contenido en sal no debe sobrepasar los 18 g por cada kg de harina empleado
• Se valora su sabor, su punto de cocción, su aspecto y su aroma tras hornearse.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies