El etiquetado nutricional, previsto en el Reglamento (UE) nº 1169/2011 sobre la Información alimentaria facilitada al Consumidor, supone que casi todos los alimentos pre-envasados tienen que presentar esta información nutricional en sus etiquetas.

Desglosar la información nutricional en las etiquetas de los alimentos pre-envasados hasta hace poco sólo era obligatorio en aquellos alimentos que presentaban una declaración nutricional y/o de salud. Tal y como informa Fiab, las normas actuales de etiquetado suponen un paso más para poder ofrecer a los consumidores una información más completa y legible sobre el contenido nutricional de los productos “para elegir aquellos que mejor se adapten a sus necesidades nutricionales”.

La información nutricional facilitada al consumidor debe indicar el valor energéticoasí como sobre los nutrientes clave: grasas, ácidos grasos saturados, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal. De forma voluntaria se podrán añadir a la tabla nutricional las siguientes sustancias: ácidos grasos mono-insaturados, ácidos grasos poliinsaturados, polialcoholes, almidón, fibra alimentaria y ciertas vitaminas y minerales.

Texto aplicable desde el 13 de diciembre de 2016, del Reglamento IAC: https://www.boe.es/doue/2011/304/L00018-00063.pdf

Conocido como Reglamento IAC, esta normativa europea incluye nuevas disposiciones que regulan el etiquetado, la presentación, la descripción, la publicidad y la “venta a distancia” de alimentos. Entró en vigor el 12 de diciembre de 2011 y se aplica desde diciembre de 2016. Los expertos de la firma de ensayos y consultoría Tüv Süd dan las claves para conocerlo mejor.

Todos los productores de alimentos sin excepción, desde productores regionales de quesos hasta conglomerados internacionales deben proporcionar un etiquetado estandarizado en sus productos para informar a los consumidores del valor energético, el origen y el potencial alergénico de sus productos.

Como novedad, en el caso de la declaración de alérgenos, el reglamento no se limita a alimentos previamente envasados, sino que en el futuro los consumidores también pueden esperar una información más precisa en todas las ventas de alimentos no envasados en panaderías, carnicerías, restaurantes y granjas. En el nuevo reglamento la comercialización de alimentos por Internet tendrá un enfoque particular.

Más protección para el consumidor
“Los legisladores esperan que las personas que sufren alergias a los alimentos se vean beneficiadas”, apunta el experto en alimentos de Tüv Süd, Andreas Daxenberger. Así, la información sobre alergias debe aparecer claramente en el producto, ya sea utilizando una fuente distinta o en un fondo de color diferente. Además, en un futuro los requisitos de declaración para alérgenos se aplicarán a productos como el pan, así como a alimentos envasados. 

Los alérgenos en productos no envasados comercializados por internet también deberán declararse antes de su adquisición. Además, los restaurantes estarán obligados a indicar los alérgenos en sus menús. No se realizarán cambios en la lista de alérgenos para la cual la declaración es obligatoria.

 

Fuente de la imagen de cabecera: lacestasin.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies