Desde el pasado 2 de abril, Andrea Dopico es la jefa de pastelería del restaurante ABaC de Jordi Cruz, galardonado la noche del 22 de noviembre con 3 estrellas Michelin. “Llego para contribuir en la consecución de la 3ª estrella Michelin”, decía cuando se incorporó al restaurante Barcelonés

La pastelera venezolana afincada en España se interesó por formar parte de una cocina con una perspectiva distinta. “ABaC me llamó la atención desde que me instalé en Barcelona. Del trabajo de Jordi Cruz, me gusta su respeto por los clásicos, atreviéndose a la vez con un menú cambiante y moderno”, explica Dopico.

En ABaC, lo primero que se propuso fue observar y adaptarse al entorno. “Hubiera sido un poco prepotente llegar pensando en cambiar cuando aún no conocía la cocina desde dentro ni al equipo”. Observar y entender cómo funciona el restaurante y su filosofía. “La primera entrada tiene que ser siempre con respeto”, declara.

La pastelera ofrece de su bagaje lo mejor de ella: su esencia, respetando la filosofía de Cruz. “Pretendo llegar al equilibrio en el que uno no se pierda en la filosofía del otro pero lo respete, y yo tengo mucho respeto al jefe de cocina de ABaC y a Jordi Cruz. Son profesionales a los que admiro”.

“Me siento con un espíritu competitivo y reconozco que mi objetivo es trabajar a diario, y desde el primer día, para que consigamos la 3ª estrella Michelin. ¡Hay que buscarla cada día! Aparte de lo que aporte como individuo, el valor estará en lo que consigamos como grupo. El equipo de pastelería es grande y está formado. Me esforzaré por destacar las fortalezas de cada uno y potenciarlas para que, entre todos, tengamos la mejor partida de pastelería de la ciudad: ¡esa es la meta!”. 8 meses después de estas declaraciones a PãstryRevolution, ABaC es hoy uno de los once restaurantes españoles con el máximo galardón de la guía Michelin.

“Hay que seguir buscando la excelencia”, afirma Andrea Dopico tras la noticia. Es mi reto de cada día, desde el primero. Estoy en un restaurante que se ha esforzado a diario por buscar asimismo la excelencia, desde hace muchos años y, ahora, las 3 estrellas son un reconocimiento conseguido con el trabajo de todos. Resulta muy ‘sabroso’ porque todo el equipo sabe lo que ha costado llegar aquí. Yo soy una pequeñísima parte de un grupo de personas que lucha año tras año.

Ahora, a cada comensal que venga tienes que darle una experiencia de 3 estrellas. Más presión y más responsabilidad, en un trabajo que tiene más ojos encima. Sabemos que más difícil que conseguirlo es mantenerlo.

Eso sí, cuando te das cuenta del reconocimiento… ¡Te vuelves loco junto con todo el equipo!”.

 

Fuente de la imagen de cabecera: Xevi F. Güell para PãstryRevolution.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Si desea más información, puede hacer clic aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies